EFEBarcelona

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) han convertido en imágenes los acordes del bajo de la célebre canción 'Another one bites the dust', del grupo británico 'Queen', con una tecnología de detección remota del sonido que se podría aplicar en la prevención de averías en motores industriales.

El equipo del departamento de Física de la UPC, formado por Cristina Masoller, Pablo Amil, Donatus Halpaap y Jordi Tiana-Alsina, han detectado las señales de audio a distancia, sin escuchar el emisor, y las han reconvertido en imágenes grabando vídeos aplicando luz láser.

El nuevo método, que se ha publicado en la revista 'Optics Express', ha sido bautizado con el nombre 'Best Pixel' y ha contado con la colaboración de científicos italianos de la Università degli studi di Catania.

Con la canción de 'Queen', que popularizó el grupo de Freddie Mercury en el álbum 'The Game', los investigadores del grupo de Dinámica no Lineal, Óptica no Lineal y Láseres (DONLL) de la UPC ha conseguido transformar en imágenes las vibraciones provocadas por las célebres notas del bajo de esta canción, sin que los investigadores pudieran oírlas.

Masoller ha explicado que "hay muchos grupos de investigación que trabajan en esta línea, pero con nuestro experimento aportamos un nuevo método mucho más sencillo y efectivo, con el que podemos visibilizar vibraciones sonoras de una fuente que no oímos".

El nuevo método 'Best Pixel' consiste en utilizar luz láser para generar una imagen que se mueve con el sonido captando la interferencia de ondas con la propia luz láser.

"Proyectamos luz láser sobre una fuente de sonido que toca los acordes del bajo de la canción de 'Queen' en unas condiciones en las que no podíamos escucharla. Entonces, grabamos en vídeo las vibraciones que nos revela y obtenemos una película con una serie de puntos o píxeles que en realidad son la imagen del sonido producido por el bajo. Es como si pudiéramos ver las vibraciones de las hojas de una planta en una habitación provocada por la conversación de dos personas", ha detallado Masoller.

El método podría tener diferentes utilidades en el ámbito industrial como, por ejemplo, crear detectores remotos de ruido en lugares de difícil acceso para los técnicos, como sistemas de ventilación, bombas o sistemas de extracción subterránea o de refrigeración.

También se podrían adelantar a las averías y monitorizar los equipos, obteniendo imágenes de las vibraciones provocadas por los mecanismos sometidos a un funcionamiento constante y que sufren desequilibrios, desgaste, desalineación, defectos en los cojinetes, o grietas y fracturas que pueden causar vibraciones excesivas.