EFEMadrid

Corría 2010 cuando un joven y anónimo intérprete y compositor de 21 años llamado Pablo Alborán irrumpía con su voz afinada, suave a la manera francesa, emocionante en sus ligeras filigranas flamencas, y con una sencilla cantinela que se grabó a fuego ese año: "Y tú y tú y tú y solamente tú".

"Hoy se cumplen 10 años desde que publiqué 'Solamente tú'. Hoy, 22 de septiembre, nombrado por vosotros como Día Mundial Alboranista, emocionado y con mucha ilusión, os muestro un poquito más de lo que viene", ha publicado en su perfil oficial de Twitter el malagueño, que está a punto de lanzar su quinto disco de estudio, "Vértigo".

Convertido con los cuatro álbumes anteriores en el artista de mayor éxito comercial en España de la última década, conviene repasar algunos de los temas -uno por cada año de éxito- que le han llevado de ser aquel desconocido por el que muchos preguntaban ("Pablo, ¿quién?") a sencilla y "solamente" Pablo.

* "Solamente tú": Sin una discográfica que lo apoyase en origen, fue una grabación casera colgada en Youtube en la que cantaba el tema a solas con su guitarra la que enamoró a millones de personas, impulsando su carrera, su fichaje por una multinacional y el lanzamiento de su debut discográfico, "Pablo Alborán" (2011).

* "Te he echado de menos": Su éxito siguió cimentándose sobre cortes sencillos como este en el que primaban la guitarra y su voz. Aunque declarara su admiración por Coldplay, aquel artista de pequeñas salas no necesitaba más para seguir enamorando en las distancias cortas, como demostró en su álbum "En acústico" (2011).

* "Perdóname": Convertido de alguna manera en la reencarnación de Carlos Cano, el éxito de Alborán pronto se contagió a Portugal por la extrema sensibilidad de cortes como este, que ponía los vellos de punta en apenas unos susurros compartidos junto a otra joven promesa del país vecino, Carminho.

* "Quién": De nuevo con producción de Manuel Illán, como todos sus primeros temas, esta vez los arreglos de cuerdas engalanan e impulsan este etéreo corte de su segundo disco de estudio, "Tanto" (2012), en el que su autor se pregunta por la identidad de quien habrá de compartir con él el futuro.

* "Éxtasis": Definido por Alborán como una de las composiciones más sensuales de su carrera, formó parte también de "Tanto" y destacó por los soniquetes arábigos que se han convertido en una marca de la casa y por unos coros que lo hacen explotar en directo.

* "Por fin": La marcha a Los Angeles en busca de descanso y sustento creativo condujo a "Terral" (2014), su tercer disco, en el que con nuevo productor (Eric Rosse, colaborador previo de artistas como Maroon 5 o Chris Isaak) alumbró piezas como este corte pasional sobre el hallazgo "del amor que te hace mejor persona".

* "Pasos de cero": En la evolución marcada por "Terral", el malagueño se atrevió a introducir canciones cada vez más bailables, como esta en la que manifestaba su momento vital, "lleno de mucha positividad, buen rollo y ganas de disfrutar".

* "Saturno": "Prometo" (2017), su cuarto disco de estudio, fue el que más se hizo esperar tras otro período en el que buscó refugio y solaz alejado de los grandes focos. De su búsqueda nació probablemente uno de sus temas más bellos y honestos sobre los amores que destruimos sin querer, el cual incluye además la frecuencia-sonido del planeta que le da título.

* "No vaya a ser": La producción inicial, más moderna y contemporánea, sorprendía como el anverso de "Saturno" y presentaba a un Alborán más desinhibido que se dejaba mecer de nuevo por aires orientales. Para darle toda su personalidad, el productor Julio Reyes Copello utilizó un calentamiento casual de voz del malagueño para convetirlo en el gancho principal de la canción.

* "Tabú": Uno de los saltos estilísticos más pronunciados de su carrera fue esta colaboración cantada en 2019 a medias en español y en inglés con la nueva estrella del pop anglosajón Ava Max para dar vida al relato de un amor maldito en la línea de la dramaturgia lorquiana.

Y para su (más que posible) undécimo año de éxito...

* "Si hubieras querido": Este mismo jueves, Alborán dará a conocer el primer anticipo de su quinto disco, un tema más experimental que apuesta por un sonido final más atmosférico y en el que el malagueño se desahoga y desnuda como pocas veces antes en su letra.

Por Javier Herrero.