EFEMadrid

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha promovido la puesta en marcha de Renacer, una red de hospitales para impulsar la investigación de las metástasis cerebrales y a la que se han sumado hasta ahora once centros hospitalarios españoles.

El objetivo de la Red Nacional de Metástasis Cerebral es crear una colección de muestras humanas para impulsar la investigación, de cara a mejorar tanto el diagnóstico como el tratamiento.

Previo consentimiento de los pacientes, los cirujanos extraerán muestras de tejido durante las operaciones quirúrgicas que, tras recibir el visto bueno como excedente clínico por parte de los patólogos, serán enviadas al Biobanco CNIO. Allí se procesarán y almacenarán para ser puestas a disposición de la red y de toda la comunidad investigadora.

Entre un 10 y un 30 por ciento de todos los pacientes de cáncer desarrollan metástasis cerebral, procedentes sobre todo de tumores de mama, pulmón y piel, recuerda el CNIO en una nota.

Dos de los principales retos de la investigación del cáncer radican en comprender por qué algunas células tumorales consiguen superar las fuertes barreras defensivas del cerebro para causar metástasis, y desarrollar estrategias para bloquear este fenómeno.

"Trataremos de avanzar hacia el desarrollo de terapias específicamente dirigidas a tratar la metástasis cerebral, para avanzar en el tratamiento integral e inclusivo del cáncer", detalla Manuel Valiente, director del Grupo de Metástasis Cerebral del CNIO y director de investigación de Renacer.

"Caracterizaremos molecularmente las muestras de los pacientes y veremos si se pueden trasladar a ensayos farmacológicos. Tenemos que empezar a abordar el tratamiento personalizado de las metástasis", añade el científico.

Según el CNIO, Renacer se guiará por "los más altos estándares bioéticos y de calidad para asegurar el buen uso de las muestras".

Además, se garantizará que los pacientes tengan voz en esta red, en una práctica novedosa de gobernanza participativa que empieza a implantarse en centros y biobancos europeos.

"Este es el siguiente paso en la modernización de los biobancos", afirma Eva Ortega-Paíno, directora científica del Biobanco CNIO: "el paciente es quien siente y vive la enfermedad, y por lo tanto su voz debe estar representada".

El proyecto ha conseguido financiación por parte del Instituto de Salud Carlos III en su convocatoria para las Plataformas de Biobancos y Biomodelos para los próximos 3 años.

A fecha de hoy, la red está formada por el Hospital 12 de Octubre y el Hospital Universitario de la Princesa, ambos en Madrid; el Hospital Universitario Vall d’Hebron y el Hospital Universitario de Bellvitge en Barcelona; el Complejo Hospitalario de Navarra (Pamplona); el Hospital Universitario de Burgos.

El Complejo Hospitalario Universitario de Toledo; el Hospital Virgen del Rocío (Sevilla); el Hospital Universitario Río Hortega (Valladolid); el Hospital Álvaro Cunqueiro (Vigo); y el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.