EFEPamplona

El uso de galio PSMA permite localizar las recaídas de cáncer de próstata de forma más precoz, según ha constatado la Clínica Universidad de Navarra con un método de diagnóstico de alta sensibilidad y que posibilita un seguimiento preciso de los pacientes previamente operados.

Hasta ahora, con un PSA por encima de cero en pacientes intervenidos con anterioridad se podía irradiar la zona o aplicar un tratamiento hormonal, ahora si sube el nivel de PSA se hace una prueba diagnóstica con PET-TAC y, como radiofármaco, se utiliza el galio PSMA.

Es un procedimiento de alta sensibilidad a la hora de localizar exactamente dónde se localiza la recidiva, dice Marcos Torres, del departamento de Urología, y añade que en función de lo que se observa con esta prueba diagnóstica existen "múltiples opciones terapéuticas”.

Al respecto apunta que, según las características y localización de la recidiva, ya que este sistema diagnóstico ofrece una fotografía muy precisa de la enfermedad, es posible individualizar el tratamiento y optar por la braquiterapia de alta tasa, los rescates quirúrgicos con cirugía robótica, manejos endoscópicos o la combinación de las diferentes técnicas.

“La clave del éxito -subraya Torres- reside en poder individualizar cada caso y en determinar los beneficios que puede aportar cada terapia según las características del paciente” y para ello es "fundamental contar con los métodos más precisos para conocer, en cada momento, el estado de la enfermedad y poder tratarla con la mejor opción terapéutica posible".