EFEBarcelona

El Museo Más Dulce del Mundo abre en Barcelona sus puertas por primera vez en España, después del éxito de sus anteriores experiencias en Lisboa (Portugal) y São Paulo y Río de Janeiro (Brasil).

El Museo Más Dulce del Mundo by the Sweet Art Museum es el primer espacio efímero que ofrecerá una experiencia totalmente inmersiva en el ámbito de la confitería y los dulces.

Desde el 27 de noviembre y hasta el 10 de enero, el museo se instalará en la Cúpula del centro comercial Arenas, donde se podrán visitar las más de 12 salas temáticas diseñadas especialmente para trasladar a quienes las visiten a "un mundo de ensueño donde reina el positivismo y la felicidad, y ofrecerles una exposición interactiva y sensorial".

Entre estas salas figuran Splash Mellow Pool, Candy Wash, Ice Cream Land, Happy Hall o Gummy game, cada una inspirada en un dulce, en las que los asistentes podrán degustar diversas chucherías a medida que recorran el espacio.

Carla Santos, cofundadora del concepto The Sweet Art Museum, ha explicado en la presentación: "Siempre hemos querido llevar el Museo más allá de Portugal, donde fue creado, y tras nuestro éxito en Brasil, queríamos volver a Europa y qué mejor destino que España".

Como novedad, en esta edición se inaugurará la sala Churro Lovers, un espacio con churros gigantescos con forma de corazón donde se conocerán los secretos e historia de uno de los dulces más típicos de España, y la Xmas Music Box, un espacio donde reina la magia de la navidad y donde los visitantes serán los protagonistas de sus propios cuentos navideños.

Además, la Sala del Artista ha sido especialmente creada por la artista visual Isa Muguruza, un espacio inspirado en el propio Museo, que intenta transmitir la felicidad de los pequeños placeres, como mascar un chicle.

Todas las salas cuentan con información o juegos relacionados con cada una de ellas, que los visitantes podrán obtener a través de la aplicación "El Museo Más Dulce Del Mundo".

Filtros para fotos, realidad aumentada o curiosidades de cada dulce son algunas de las funcionalidades que ofrece estaaplicación, así como la posibilidad de comprar las entradas directamente.

"La seguridad de los visitantes y de todos los que hacemos el Museo es lo más importante y queremos que sea un espacio de diversión 100% seguro y por ello a la entrada, el personal tomará la temperatura a los visitantes, además de que todo el recinto cumple con las normativas de seguridad y habrá un aforo limitado que irá aumentando conforme avancen las semanas y se compruebe que las medidas tomadas son efectivas", ha dicho Christian Halterman, responsable del Museo en España.

El Museo es también solidario, ya que por cada entrada vendida se donará 1 euro a la Fundación Bobath, una organización sin ánimo de lucro que trabaja desde hace más de 30 años en el tratamiento integral y la educación de niños y jóvenes con parálisis cerebral.