EFEMadrid

El Boca Juniors argentino llegó al hotel madrileño en el que se hospedará de cara a la vuelta de la final de la Copa Libertadores del domingo recibido por varias decenas de aficionados, entre los cuales estaba el 'otro' Diego Maradona, un seguidor 'xeneize' caracterizado como el ídolo argentino.

Sobre las 18.30 horas españolas (-1 GMT), media hora después de aterrizar en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas llegó Boca Juniors a su cuartel general durante su estancia en la capital española, el Hotel Eurostars Suites Mirasierra, donde la peña madrileña del conjunto porteño había convocado a sus aficionados.

Con gritos y cánticos recibieron a sus ídolos este grupo de hinchas 'bosteros', mientras los futbolistas del cuadro entrenado por Guillermo Barros Schelotto ingresaron a su alojamiento por un pasillo protegido por unas vallas hasta la puerta del hotel, rodeado por un fuerte dispositivo policial con varias furgonetas de la Policía Nacional en los alrededores y los accesos.

Entre los aficionados de Boca Juniors congregados en la puerta del hotel, uno de ellos destacó por su asombroso parecido con Diego Armando Maradona, con una peluca de pelo rizado negro, barba entrecana, la camiseta del 'xeneize' y un puro habano en los labios.

"Soy fanático del Diego, lo amo con toda mi alma, le agradezco por todo y lo que me dio la alegría en mi vida fue lo que hizo Diego por Boca y por la Argentina y la pasión de Boca es fantástica", señaló a EFE Néstor Ricardo Lasarte, el 'otro' Diego Maradona, que aseguró que imita al astro argentino desde tenía 18 años.

Este hincha argentino residente en Madrid ha paseado su parecido con el 'Pelusa' incluso por Mundiales como el de Alemania 2006, ya que es algo que le "encanta", y estará en el Santiago Bernabéu, donde pronostica un 1-3 favorable a Boca con goles de Carlos Tévez, 'el Apache'.

Mientras Néstor azuzaba a la reducida muestra de la hinchada 'xeneize' congregada en el hotel madrileño para la llegada de su equipo, prometió un partido en el que el ambiente se va a escuchar "por todos lados", que va a ser "una locura y una fiesta".

"Va a ser una locura, una fiesta, una cita inigualable que no van a ver ni jugando el Real Madrid y el Atlético o el Real Madrid contra el Barcelona", aseguró.

Entre los que participan del recibimiento también había varios hinchas argentinos de los que van llegando a España para asistir a la gran cita del Bernabéu, como es el caso de Iñaki y Leonardo, procedentes de la localidad de Mar del Plata, ciudad costera situada a unos 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

Ambos se muestran avergonzados por lo que ocurrió el 25 de noviembre, cuando debía haberse disputado la vuelta en el Monumental de Buenos Aires y un grupo de aficionados apedreó el autobús de Boca Juniors, causando daños a varios jugadores.

"Fue una verguenza lo que ocurrió, tenía que jugarse en el Monumental. Es la Copa Libertadores de América, no de Europa", se quejó Leonardo, que asegura que sacó los billetes de avión y las entradas para el partido antes incluso de avisar a su familia.

Ambos confían en que el partido del domingo a las 20.30 horas en el Santiago Bernabéu sea un éxito no solo sobre el césped, sino por el comportamiento de las aficiones de ambos conjuntos, que estarán juntas en un campo de fútbol, algo no habitual en su país, donde no acude la afición visitante.

"En Argentina no hay afición visitante por una minoría, no somos todos iguales. Ojalá la organización sea ejemplar y lo copiemos en Argentina", añadió Leonardo.

Los dos pronostican victoria de Boca y "lunes de festejo", aunque no se atreven a dar un resultado, mientras sus ídolos descansan en su hotel de la zona norte de Madrid, situado a menos de 10 minutos en coche del Santiago Bernabéu.

Desde este hotel se dirigirá Boca Juniors mañana a la Ciudad del Fútbol de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en la localidad de Las Rozas, donde tendrá su primera sesión de entrenamiento a las 10 de la mañana, hora española (-1 GMT).

Miguel Ángel Moreno