EFEMadrid

Artistas, abogados, juristas y eurodiputados debatieron este miércoles en el II Foro Impulsa Europa el impacto de la inteligencia artificial en el mundo del arte, si puede llegar a sustituir al artista como creador, así como la repercusión en los derechos de autor y las responsabilidades jurídicas.

Los artistas, el pintor Secundino Hernández y el editor y crítico de arte David Morán, coincidieron en que "al final hay un ser humano" y que la máquina "hasta qué punto puede discernir lo que es moral o no", mientras que el abogado y profesor de Propiedad Intelectual Javier Fernández-Lasquetty cree que "estamos muy lejos de que la máquina tenga total autonomía y sea capaz de tomar decisiones.

Julio Laporta, director de comunicación de la EUIPO dijo que es hora de cambiar la legislación para dar cabida a nuevos formatos, y el eurodiputado Iban García del Blanco que hay que crear un marco regulatorio que "dé confianza a la sociedad en su conjunto".

Este segundo debate del Foro Impulsa Europa, que coordinan y organizan los tres medios públicos españoles (TVE, Radio Nacional y la Agencia EFE), estuvo dedicado en el marco de la feria internacional ARCO, al arte y al impacto que puede tener la inteligencia artificial.

Según el pintor Secundino Hernández, uno de los artistas españoles de mayor proyección internacional, que dice utilizar en su creación artística materiales naturales, afirmó que "la creación no puede estar reñida con la inteligencia artificial", que puede servir de complemento "a las necesidades del creador",

El crítico David Morán cree que en ningún momento "nos podemos perder la ejecución, la intención" y que un robot "puede aportar imágenes, pero la intencionalidad a la hora de desplegar la obra de arte... es difícil que la inteligencia artificial pueda partir del punto primigenio y de empaparse del entorno".

"El ser humano es capaz de tomar decisiones con muy pocos datos, frente a un cuadro no necesita la historia del arte. Tiene intuición y una inteligencia mucho más sofisticada que va procesando y tomando decisiones a medida que evoluciona la obra de arte", afirmó.

"En todo caso -según Secundino Hernández- el artista puede aprovechar la inteligencia artificial para resolver cuestiones más mecánicas, como engranar colores, mientras el artista puede dedicarse a otros asuntos: la decisión final siempre será del artista".

EUIPO: EL SISTEMA INTERNACIONAL DE PROPIEDAD INTELECTUAL NECESITA ADAPTARSE

Julio Laporta, de la EUIPO (Oficina de Propiedad Intelectual de la UE) cree que ante el desarrollo de la inteligencia artificial hay que adaptar un sistema que ha funcionado muy bien: el sistema internacional de propiedad intelectual.

"Necesita adaptarse, ajustarse", dijo Laporta. "Por ejemplo, hemos cambiado en EUIPO nuestra legislación para permitir marcas que son multimedia, sonidos, imágenes en movimiento, hologramas. A nivel de derechos de autor es necesario plantear una evolución para proteger estas nuevas creaciones."

"El copyright está para garantizar que quien hace un esfuerzo creativo tiene una compensación. Si en abstracto hay que compensar a una maquina por crear, depende del esfuerzo, pero hoy por hoy la ley no lo permite porque solo lo reconoce en los seres humanos", dijo Laporta.

"Con las leyes que tenemos, cero intervención humana, cero protección", afirmó.

FERNÁNDEZ-LASQUETTY: "LA PROPIEDAD INTELECTUAL ESTÁ PENSADA PARA LAS PERSONAS, PARA LOS AUTORES".

El abogado y profesor Javier Fernández-Lasquetty, del despacho Elzaburu, dijo en el debate que la propiedad intelectual está pensada para las personas, para los autores, aunque luego se ha ido ampliando a no autores, como los productores, "que han ido adquiriendo ciertos derechos".

Fernández-Lasquetty sí dijo que es momento de "adaptar lo que tenemos a la nueva situación".

"Las maquinas hacen cada vez más cosas, pero no tantas. Lo que distingue al genio de la máquina es el genio creativo: nunca habrá una máquina como Goya o como Velázquez. Aunque la creación artística a veces se apoya en obras anteriores, el genio creativo es lo que entendemos que la máquina nunca será capaz de alcanzar", dijo Fernández-Lasquetty.

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL ES UNA OPORTUNIDAD...PERO CON NUESTROS PRINCIPIOS

El eurodiputado socialista Iban García del Blanco, vicepresidente de la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo, dijo que con la Inteligencia Artificial "surge una oportunidad" y cree que la UE puede liderar un proceso que tiene que acompasar "a nuestros principios como civilización, relacionados con la Ilustración y los derechos humanos, no discriminación, perspectiva de genero...en todo eso tenemos que ser diferentes".

Según el eurodiputado, más allá de mundo del arte, la inteligencia artificial es un "cambio revolucionario que no ha tenido parangón desde la revolución industrial".

"Todo avance produce riesgos, pero como en cualquier aspecto regulatorio la ciudadanía tiene que tener confianza en que nuestros desarrollos tecnológicos, los de la UE, y los que se importen, tienen que ser gobernados desde una perspectiva democrática", dijo.

Pero según el eurodiputado, tampoco se pueden desarrollar normas que entorpezcan el proceso y se queden obsoletas en poco tiempo.

"No nos podemos imaginar los avances que puede haber en uno o dos años. Nuestro marco tiene que ser lo suficientemente flexible para que no se quede obsoleto enseguida. Pero tiene que haber una supervisión de un regulador y normas que tienen que cumplir los desarrolladores", advirtió.

El eurodiputado afirmó que la comisión de Asuntos Jurídicos tiene que presentar antes de que termine marzo un borrador de proyecto legislativo sobre inteligencia artificial, que conllevará un proceso de diálogo para "testar necesidades y riesgos", armonizar el desarrollo y control, la regulación y desarrollo, "unir voluntades y tener en cuenta oleadas de documentos de reflexión".

En suma "generar un entorno de confianza y que la sociedad se sienta cómplice de esta evolución", dijo.