EFEMadrid

La patronal de la industria farmacéutica, Farmaindustria, ha presentado al Gobierno un plan de colaboración público privada (PERTE), con una inversión inicial de 500 millones, para recuperar la producción de medicamentos esenciales y colocar a España en una posición de liderazgo internacional.

Hasta el momento se han sumado al proyecto 14 compañías, entre nacionales e internacionales, pero se esperan más adhesiones y se estima que la inversión podría alcanzar entre los 800 y 1.000 millones de euros, ha explicado el presidente de Farmaindustria Juan López-Belmonte en un encuentro con los medios

Ahora le cabe al Consejo de Ministros decidir si elige o no este plan que persigue situar a España en una posición de referencia mundial, para la que cuenta con "todos los ingredientes" para lograrlo.

También ha considerado Belmonte que la propuesta ayudará de forma significativa a la reconstrucción social y económica del país y ha recordado que actualmente existen 82 plantas de producción de fármacos en el país.

El presidente de Farmaindustria ha abogado por contar con una estrategia de país a medio y largo plazo para el sector sanitario y de investigación y ha defendido "cambiar el enfoque" en relación a la sanidad, para entender que el gasto en salud es siempre una inversión.

Sobre los retrasos de entrega de vacunas covid y las acusaciones de opacidad, Belmonte ha afirmado que su "percepción personal" es que se han producido "problemas de fabricación puntuales" y ha añadido que hay que tener la "enorme complejidad" de todo el proceso y "cualquier eventualidad, genera un percance".

Finalmente ha invitado a poner las "luces largas" y cuando pasado el tiempo se obtenga la fotografía global de como ha gestionado España y Europa todo este proceso se verá, ha dicho, que se ha respondido bien ante este reto de "gran magnitud".