EFEParís

El jurado del Goncourt premió este lunes al escritor francés Hervé Le Tellier, con un perfil discreto para el gran público hasta la fecha, por su novela "L'Anomalie", una obra que mezcla la novela negra, el romanticismo y la ciencia ficción con la clonación como tema de fondo.

Se trata de una novela moderna y accesible, en palabras del presidente del jurado, Didier Decoin, que anunció al ganador del principal premio de las letras francesas en una videoconferencia, el mismo proceso que se utilizó para la votación, obligado por la crisis del coronavirus.

Le Tellier fue el claro favorito del jurado, con ocho votos a favor, mientras que Maël Renouard, con "L'historiographe du Royaume", obtuvo dos votos.

Competían también en esta ocasión Camille de Toledo, por "Thésee, sa vie nouvelle", una obra sobre la familia y la muerte, y la camerunesa Djaili Amadou Amal, por "Les Impatientes", documento sobre la poligamia y la situación de las mujeres en el país africano.

Ningún escritor de renombre se coló entre los finalistas del Goncourt, que este año hizo la apuesta de poner el foco en nuevas voces como dijo el propio Decoin antes del anuncio: "Las cuatro novelas son fantásticas, comprad las cuatro", recomendó al público.

Le Tellier, parisino de 63 años, matemático de formación y antiguo periodista, trabajó además como editor de autores como Georges Perec y Roland Brasseur, pero es un desconocido para el gran público.

Un anonimato que hoy acaba con el reconocimiento del Goncourt, que lo recompensa con diez euros pero con la promesa de llegar a vender 400.000 ejemplares, aunque su libro llevaba desde su publicación, en agosto, entre los títulos más vendidos del otoño.

La editorial Seix Barral publicará su traducción en español el próximo mes de abril, según confirmó a EFE la compañía, con sede en Barcelona.

"L'Anomalie", editado en Francia por Gallimard, toca varios géneros, desde la novela policiaca hasta la romántica y la ciencia ficción, en función del personaje, como contó el propio escritor en la videoconferencia.

"Hay varios géneros simultáneos. Mi proyecto era trabajar en torno a los personajes y el género literario, asociando sistemáticamente cada género a un personaje", contó Le Tellier.

Pero en el centro de la historia está la fantástica vivencia del centenar de viajeros de un vuelo París-Nueva York que aterriza dos veces en la ciudad estadounidense con los mismos pasajeros.

"Quería tratar la cuestión del doble desde hace tiempo, de manera más directa que la clonación. Enfrentarse a sí mismo, a esa persona a la que no podemos mentir, que posee nuestros recuerdos, nuestras pasiones y odios. ¿Cómo reaccionar frente a sí mismo?", se interroga el autor esta semana en la revista Paris Match.

UNA ENTREGA PARTICULAR

Compuesto por escritores e intelectuales, el Goncourt se saltó este año su tradicional reunión del jurado en el restaurante Drouant, donde discute su decisión en torno a una buena comida y unos vinos, que comparten posteriormente con el ganador entre una muchedumbre de cámaras y periodistas.

Pero la crisis sanitaria del coronavirus ha hecho que este sea el primer Goncourt, exceptuando los períodos de guerra, cuya entrega se celebra a distancia, en este caso una videoconferencia retransmitida en directo.

El confinamiento, instaurado en Francia el pasado 30 de octubre, motivó la reprogramación del Goncourt, prevista inicialmente el 10 de noviembre, como gesto de solidaridad con los libreros por el cierre forzado de sus negocios.

A mediados de noviembre y como los negocios se valían de servicios de recogida en tienda para mantener un mínimo de sus ventas, el jurado decidió fijar el premio este 30 de noviembre, lo que finalmente ha coincidido con la reapertura de los comercios el pasado sábado, aunque se mantienen hasta enero algunas restricciones, como el cierre de bares y restaurantes.

Con los franceses sujetos también a un toque de queda nocturno hasta mediados de enero, el jurado confía en que las ventas del libro sean incluso mayores en este período.

En paralelo, el premio Renaudot, que se entrega el mismo día y habitualmente en el mismo restaurante parisino, fue para la escritora Marie-Hélène Lafon por "Histoire du fils", publicada en Francia por Buchet-Chastel y que lanzará en español la editorial Minúscula.

Lafon retrata los sueños rotos y la vida ordinaria de una familia de provincias a lo largo del siglo XX, en una novela tierna que ha obtenido en sus primeros meses de venta el reconocimiento de la crítica y las librerías.

Por María D. Valderrama