EFEZaragoza

El exalcalde Juan Alberto Belloch ha recibido este martes la máxima distinción de Zaragoza, la Medalla de Oro de la Ciudad, con la que, ha confesado durante su discurso, ya había soñado si bien no esperaba conseguirla tan pronto.

En un acto en el Salón de Plenos del consistorio, en el que ha estado acompañado por compañeros del ámbito político y social y por sus familiares y amigos, el que fuera regidor de la ciudad durante doce años ha hecho realidad este anhelo, a punto de cumplir sus siete décadas el próximo 3 de febrero.

"En duermevela, en sueños, pensaba que se me daba la Medalla de Oro de la ciudad, pero me ha sorprendido que llegara tan pronto y no lo haga 'post mortem'", ha bromeado, antes de dar las gracias por poder "disfrutarla en vida".

Y es precisamente en los agradecimientos a las personas que más marcaron su extensa trayectoria municipal en los que ha centrado su discurso con esta razón: "Los ex, lo que mejor podemos hacer, es callarnos, por eso no ha querido dar consejos, sino las gracias".

Así, ha citado desde a los funcionarios y empleados de la casa, a su directora de comunicación, Mercedes Gracia, y a sus escoltas; hasta el "núcleo duro" de los que formaron parte de su corporación: Fernando Gimeno, Carlos Pérez Anadón o al que fuera delegado de Cultura y Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, al que se ha referido como 'Messi'.

El que fuera primer edil entre 2003 y 2015 también ha tenido palabras de agradecimiento para su esposa, la periodista Mari Cruz Soriano, y para sus dos hijas, así como menciones especiales a varios de los presentes, entre los que también se encontraba el presidente de la comunidad, Javier Lambán.

Entre las menciones, el expresidente de la comunidad, Marcelino Iglesias, o la exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, "que ha aparecido por sorpresa" y con quien coincidió cuando era secretaria de Estado de Justicia.

Y es que, la carrera política de Juan Alberto Belloch Julbe (Mora de Rubielos, Teruel, 1950) comenzó de la mano del gobierno socialista de Felipe González en 1993, etapa en la que ocupó el cargo de ministro de Justicia y de Interior.

Luego fue presidente de los socialistas aragoneses, diputado del Congreso por Zaragoza y senador, hasta que llegó al Ayuntamiento de Zaragoza y, como ha recordado el actual alcalde zaragozano, Jorge Azcón, logró el "mérito" de ser el alcalde que más tiempo ha permanecido en el cargo.

"Y mérito porque también tuvo la determinación de decidir cuándo dejarlo", ha continuado Azcón mientras repasaba la trayectoria del galardonado, que en la actualidad es magistrado de la Audiencia Provincial de Zaragoza, cargo que retomó en 2015 cuando renunció a su reelección en el consistorio.

En su discurso de introducción del acto, el alcalde, quien coincidió como concejal del PP con Belloch, ha destacado de él su elegancia política y su liderazgo, unas atributos que le convirtieron en un "adversario rocoso" del que pudo aprender mucho.

Eso sí, lo ha reconocido como un librepensador, y emulando al homenajeado con un símil deportivo, que son habituales en sus discursos, ha dicho lo siguiente: "Es de esos seguidores que por muy fan que sea del Real Zaragoza es capaz de ver cuando los demás juegan bien".

"Más allá del consenso o del disenso", Azcón ha hecho mención también a algunos de los hitos de Belloch como alcalde del Partido Socialista, principalmente, la celebración de la Expo del Agua 2008 y la construcción y puesta en marcha del tranvía.

La medalla que, como anécdota, se ha resistido a salir de la caja, reconoce a las personas que han destacado por sus méritos personales o por haber prestado servicios relevantes en la capital aragonesa y también fue concedida en 2008 a Antonio González Triviño, José Atarés y Luisa Fernanda Rudi.