EFEParís

La médico ecologista Michèle Rubirola se convirtió este sábado en la primera mujer en llegar a la alcaldía de Marsella, la segunda ciudad más poblada de Francia, tras obtener el respaldo de una mayoría de concejales en el Consejo Municipal.

Rubirola, de 63 años, logra arrebatar la ciudad a los conservadores que llevaban un cuarto de siglo en el poder al conseguir una amplia victoria en las municipales de la semana pasada, aunque esta resultó insuficiente para ser elegida únicamente con el apoyo de los concejales de su formación.

Candidata de un partido fruto de la unión de la izquierda, no ha sido hasta última hora de la votación este sábado, y después de que la líder socialista Samia Ghali aceptará respaldarla con sus nueve concejales, cuando se ha confirmado la victoria de Rubirola.

"Este proyecto es el de una ciudad más verde, más justa y más democrática", prometió la nueva alcaldesa tras asumir el cargo, con el que promete reducir la fractura territorial en esta ciudad de la costa mediterránea francesa, marcada por los contrastes entre barrios extremadamente pobres y barrios muy ricos.