EFEMadrid

Un poco más tarde de lo habitual pero fiel a su cita, la Noche Europea de los Investigadores vuelve a la carga un año más con cientos de ideas para mostrarnos cómo es el día a día de un científico en su laboratorio. Eso sí, este año, la pandemia ha obligado a que, por primera vez, la mayor parte de las actividades sean virtuales.

La Noche Europea de los Investigadores es una iniciativa promovida y cofinanciada por la Unión Europea desde 2005, que este año celebra su undécima edición.

Aunque inicialmente surgió con el ánimo de celebrarse una "noche", con el tiempo ha devenido en un amplio programa de actividades concentradas en dos días a finales de septiembre. Este año, la gran cita con la ciencia ocurrirá en los días 27 y 28 de noviembre.

El año pasado 1,6 millones de personas disfrutaron de esta iniciativa, que se celebró en más de 27 países en los que cerca de 36.000 investigadores tenían preparados todo tipo de eventos, algunos de ellos incluso recibieron premios nacionales, detalla la web de la Unión Europea.

Para esta edición, que se celebrará en más de 430 ciudades europeas, los científicos han preparado miles de actividades gratuitas con las que intentarán acercar su trabajo a los ciudadanos -sobre todo a los más jóvenes- y mostrar de una forma práctica cómo se relacionan el mundo de la ciencia y la vida cotidiana.

En nuestro país, gran parte de las actividades las ha preparado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) -el mayor centro público de investigación, con 120 centros y casi 3.000 científicos-, con más de un centenar de actividades gratuitas e interactivas en Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana.

Las actividades serán dirigidas por especialistas de campos muy diversos que darán a conocer su trabajo en múltiples formatos: desde conferencias sobre la materia oscura o el papel de los océanos en el clima de la Tierra y talleres para aprender a escribir en árabe o identificar bebidas saludables, hasta un trivial dedicado a la tabla periódica o un 'escape road' desde el que descubrir qué mujeres han ganado el Nobel.

Como ya es habitual, el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid ha preparado una gymkhana científica para descubrir los secretos del museo en diversas actividades hasta las 23h de la noche del viernes; al día siguiente, varios talleres nos acercarán al apasionante mundo de la paleontología y nos hablarán de la importancia de la conservación de la biodiversidad.

En la comunidad de Madrid, la Noche Europea de los Investigadores -coordinada por la Fundación para el Conocimiento madri+d- tendrá un cierre de excepción: los monólogos científicos del colectivo Big Van Ciencia, que se celebrarán en el Círculo de Bellas Artes y podrán seguirse online.

La cara oculta de la luna, cómo se fabrica un medicamento, ¿qué es la 5G?, la importancia de los microbios, cómo se diseñan los videojuegos o ser médicos por una noche son solo algunas de las actividades programadas en Madrid y que se pueden consultar en la página web: http://www.madrimasd.org/lanochedelosinvestigadores.

En Andalucía, coordinadas por la Fundación Descubre, sus ocho provincias han programado cientos de eventos (www.lanochedelosinvestigadores.fundaciondescubre.es) como microencuentros, charlas, visitas guiadas, juegos, catas científicas y muchas actividades para niños en centros especializados como el Instituto de Astrofísica de Andalucía o la Escuela de Estudios Árabes, ambos en Granada, o la Estación Biológica de Doñana, en Sevilla, o el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (Cádiz).

En Cataluña, las actividades, que se pueden consultar en lanitdelarecerca.cat, incluyen propuestas como la lectura teatralizada "Madame Chatelet i les seves seguidores a Instagram", que pretende dar visibilidad a las mujeres científicas haciendo un repaso de algunas de las figuras más importantes de la historia, desde Hipatia de Alejandría a Margarita Salas, y charlas sobre los beneficios del bilingüismo, los peligros de la Inteligencia Artificial o cómo fomentar el pensamiento crítico.

En la misma línea, Castilla y León, Aragón, Cantabria o Canarias son solo algunas de las comunidades que se sumarán a esta iniciativa plagada de ideas originales, pero sobre todo importantes para acercar la ciencia a todos los públicos y poner en valor la importancia de la investigación. Quizás ahora más que nunca.