EFETorrejoncillo (Cáceres)

La reina ha presidido este jueves en la localidad cacereña de Torrejoncillo la apertura oficial del nuevo curso escolar, un acto en el que tanto los vecinos de este municipio como los niños de los centros que ha visitado han coreado en varias ocasiones en su honor el "cumpleaños feliz".

Doña Letizia cumplió 47 años el pasado domingo, y dos días después se ha trasladado a Torrejoncillo para presidir uno de los eventos habituales en su agenda, la apertura del curso escolar.

Acompañada de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa, y del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la reina ha visitado los dos centros elegidos este año para simbolizar la apertura del curso escolar en toda España.

El primero de ellos, el centro de enseñanza de infantil y primaria Batalla de Pavía, en el que cursan estudios 171 niños y a cuyas puertas se habían concentrado decenas de vecinos para dar la bienvenida a la reina.

Tras descender del vehículo en el que se ha trasladado hasta este edificio, la reina ha sido recibida con aplausos y gritos de "¡guapa!", "felicidades, reina" y "¡bienvenida!", y ha escuchado por vez primera el "cumpleaños feliz".

Doña Letizia ha agradecido el recibimiento y, tras saludar a Celaá, Fernández Vara y otras autoridades, se ha acercado hasta las vallas que conformaban el perímetro de seguridad para hacer lo propio con las personas que allí se habían congregado.

Ya en el interior del edificio ha accedido a una de sus aulas en las que niños de 4 y 5 años estaban dibujando las banderas de España y de Extremadura.

Junto a ellos se ha sentado para interesarse por sus actividades y por sus deseos cuando sean mayores.

"Yo paleontóloga", ha respondido una de las niñas, Emma, tras lo que otro escolar, Samuel, ha comentado que él quiere ser ganadero, y un tercero, Sergio, futbolista. Y del Real Madrid, ha precisado ante el interés del presidente extremeño, fiel seguidor del Barcelona, por saber de qué equipo era.

Los escolares han obsequiado a la reina con una corona de cartón que llevaba escrito el nombre de Letizia y un cofre con recortes de papel en los que los niños habían pintado labios simbolizando besos.

Doña Letizia se ha desplazado después a un aula que simula un bosque y se ha sentado en el suelo junto a varios niños de 9 y 10 años.

Unos niños que se han interesado por conocer en qué cursos estaban la princesa Leonor y la infanta Sofía y por saber qué estaba haciendo el rey, a lo que la reina ha explicado que estaba hablando en esta jornada con diferentes dirigentes políticos para ver en que situación se está para formar un Gobierno.

Han querido saber también su edad y cuándo se tiene que poner la corona, y le han comentado algunas aspectos de las fiestas de la localidad cacereña antes de obsequiarla con un ramo de rosas de papel hechas por ellos.

En el recorrido por este centro, la reina ha saludado a los padres de un escolta que desempeña su labor en la Casa Real y que son vecinos de Torrejoncillo, y ha recibido el regalo de unos dulces de la zona y un objeto de la alfarería típica del municipio.

Una vez finalizada su visita con una foto con todos los niños, que han coreado de nuevo el "cumpleaños feliz", se ha desplazado a al instituto de enseñanza secundaria obligatoria Vía Dalmacia, en el que estudian 237 alumnos.

De nuevo se han congregado allí decenas de vecinos que la han recibido entre aplausos, y junto a los profesores del centro ha visitado un aula en el que le han explicado algunos trabajos realizados por los jóvenes que allí estudian.

La reina se ha interesado por las pinturas en las paredes del centro que reproducen muchas de ellas cuadros de famosos artistas y que los escolares dibujan en sus horas de recreo, y ha visitado el estudio de radio con que cuenta el instituto, que en ese momento estaba emitiendo.

Los responsables de esta emisora, Radio Alfare, y los chicos que estaban en el estudio le han explicado en directo el contenido de algunos de sus programas, algunos de ellos que ya conocía la reina, y doña Letizia ha aprovechado para agradecer el recibimiento que ha tenido en Torrejoncillo y para desear un buen curso a los escolares.

Una foto en el patio del instituto con docentes y alumnos ha sido uno de los últimos actos protagonizados por la reina, que se ha reunido también con los consejos escolares de los dos centros visitados y ha saludado a los alcaldes de los municipios cuyos jóvenes cursan estudios en el instituto Vía Dalmacia.

A la salida del mismo, doña Letizia se ha acercado de nuevo a las personas que aguardaban para despedirla, muchas de ellas con banderas de España, y ha recorrido unos cien metros estrechando manos y posando para selfis antes de despedirse de las autoridades y emprender viaje de regreso a Madrid.