EFEZaragoza

La pareja formada por la catalana Lucía Sáinz y la menorquina Gemma Triay han ganado este domingo hoy el Estrella Damm Zaragoza de pádel, el segundo consecutivo tras imponerse en Granada, al superar en la final a Eli Amatriaín y Patty Llaguno en un partido de infarto que se decidió en el último momento.

Dos horas y 38 minutos de emoción ante un Pabellón Príncipe Felipe prácticamente lleno fueron necesarias para que el torneo zaragozano se decantara del lado de la pareja número tres del mundo que se acerca peligrosamente a la número dos, a la que precisamente eliminaron en semifinales.

Comenzaron fuertes las favoritas rompiendo el primer servicio de sus rivales y fueron en general muy superiores en casi todo el primer set, hasta que en los últimos instantes se resistieron a dejarse ir, pero ya era demasiado tarde y Sáinz y Triay se llevaron la primera manga por 6/4.

El guión cambió completamente en el segundo set, en el que se apreció una clara reacción por parte de Patty y Eli, que además protagonizaron dos de los puntazos más aplaudidos de la mañana, desde fuera de la pista, sello de la casa.

Estaban en su mejor momento y lo demostraron con un clarísimo 6/3 que hacía imprescindible un tercer set para dirimir quién se llevaba el trofeo Y fue en el tercer set cuando se rozó el infarto en el pabellón zaragozano, con juegos largos que requerían de varios minutos para que se decantaran de uno u otro lado.

Al primer punto de las ganadoras le respondían la riojana y la murciana con otro a su favor, y así ocurrió hasta llegar al 5/5 que obligó a prolongar el partido.

Los nervios llegaban a ambos lados, Lucía Sáinz cometía más errores de lo habitual, pero lo compensaba una soberbia actuación de su compañera.

Con 6/5 en el marcador, parecía que Patty y Eli iban a forzar el tie-break, pero la pareja número tres del mundo consiguió zafarse de la presión y no permitió que un retraso en la definición del partido encendiera las dudas y firmó el 7/5 definitivo.

Por primera vez desde el primer torneo de la temporada no se veía en la final a las dos primeras parejas del ránking: las gemelas Sánchez Alayeto, que jugaban en casa, y Marrero y Tenorio, que fueron todas eliminadas en semifinales.

Patty y Eli no jugaban una final precisamente desde ese primer torneo, en Santander, cuando tampoco consiguieron llevarse el triunfo, mientras que el dúo formado por la barcelonesa y la balear llegaban a su tercera final de la temporada y consiguen su segundo triunfo consecutivo.