EFEMadrid

La tercera edición del Madrid Design Festival acogerá en febrero 66 exposiciones, entre ellas de Patricia Urquiola y Sáenz de Oiza, además de multitud de actos en lugares emblemáticos con los que la organización pretende estimular "la cultura del diseño" y su "capacidad" para transformar la sociedad.

El director del festival, Álvaro Matías, ha señalado este martes, en la presentación de los actos, que su idea es "visibilizar el mundo" que se está "rediseñando", hablando de cuestiones que den las "claves" y respuestas a la "incertidumbre" sobre el diseño de las que se "habla a nivel mundial".

La funcionalidad del diseño, su "capacidad trasformadora", su dimensión social y pedagógica, los nuevos materiales, la sostenibilidad o el consumo responsable son algunos de los ejes de la programación de Madrid Design Festival, que del 1 al 29 de febrero convertirá Madrid en la capital del diseño.

Espacios como el Museo del Traje, el Palacio de Santa Barbara, Tabacalera, el Museo del Romanticismo o el Colegio de Arquitectos de Madrid albergarán conferencias y exposiciones de grandes del diseño nacional e internacional, como Bruno Monguzzi, Juli Capella, Izaskun Chinchilla o Francesca Zampollo, una edición en la que no faltará la voz del talento emergente.

Más de 250 actividades protagonizadas por 400 profesionales permitirán realizar una radiografía del diseño para "rediseñar el mundo", la premisa que ha sustentado siempre la organización, apunta Matías, quien ha asegurado que la incorporación de nuevos planteamientos, sedes e instituciones buscan "enriquecer un diálogo que estimule la creación de una cultura del diseño".

Si durante ediciones anteriores se mostró una visión democrática del diseño con hibridación de disciplinas y transversalidad de conceptos, en esta ocasión el objetivo es determinar que se trata de una disciplina "imprescindible" para el desarrollo y el progreso de la sociedad.

En el marco del festival se dará a conocer el ganador del Rado Star Prize Spain 2020, que bajo el lema "Siente el futuro", premiará diseños que utilicen materiales, antiguos o modernos, que aprovechen el poder de la artesanía para mostrar su visión de futuro.

En esta edición, la ciudad invitada es Turín (Italia), reconocida por la Unesco en 2014 como "ciudad creativa" en la categoría de diseño, una oportunidad para dar a conocer las propuestas de diseño de la ciudad italiana.