EFELisboa

Portugal notificó en las últimas 24 horas 64 fallecidos por coronavirus y 4.093 nuevos contagios, un leve descenso con respecto a los datos del día anterior, en tanto que registró un incremento del número de hospitalizados generales y en cuidados intensivos.

Según el boletín de la Dirección General de Salud (DGS), desde el inicio de la pandemia el país suma un total de 4.427 muertes y 294.799 infectados.

En las últimas 24 horas notificó 64 decesos (hubo 87 el día anterior) y 4.093 contagios (4.868 en la víspera).

El número de hospitalizados totales volvió a registrar un fuerte repunte, y ahora son 3.245 pacientes con covid internados en centros médicos, 90 más que el día anterior.

De esos más de 3.200, 536 están en camas de cuidados intensivos (7 más que ayer), lo que supone un nuevo máximo de toda la pandemia.

La región Norte sigue siendo la más afectada en esta segunda ola y concentró el 60,8 % de los contagios de las últimas 24 horas, seguida de Lisboa y Valle del Tajo (23,9 %) y el Centro (10,8 %).

Portugal está preparando su plan de vacunación, que todavía no está concluido pero que, en una versión preliminar, propone que el grupo prioritario para inmunizarse sean ciudadanos de entre 50 y 75 años que tengan alguna enfermedad grave, así como trabajadores y ancianos en residencias de mayores y profesionales sanitarios.

El país se encuentra en estado de emergencia, el nivel de alerta más alto, hasta el 8 de diciembre, aunque el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, ya avisó de que podría ser necesario prorrogarlo más allá de esa fecha.

Gran parte del país está bajo toque de queda entre las 23:00 y las 05:00 horas del día siguiente, que durante los fines de semana y festivos es todavía más restrictivo (de 13:00 a 05:00 horas) en los municipios con una incidencia superior a los 480 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.