EFEVarsovia

El partido nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS), fuerza gobernante en Polonia, ganó las elecciones europeas celebradas hoy en Polonia, según la encuesta a pie de urna difundida por los principales medios del país, lo que los convierte en favoritos para las generales.

PiS obtendría el 42,4% de los votos, mientras que la Coalición Europeísta, una amalgama de partidos de diferente ideología liderada por la fuerza de centro-derecha Plataforma Ciudadana, creada ex profeso para enfrentarse a Ley y Justicia en estos comicios europeos, habría obtenido el 39,1%.

Pese al bloque en su contra y a las continuas críticas que sus reformas han merecido desde Bruselas, PiS habría obtenido los mejores resultados en su historia, muy superiores a los obtenidos en las pasadas europeas, cuando obtuvo un 31,78%, y a las generales de 2015, donde se hizo con el 37,2% de los votos.

El líder de PiS, Jaroslaw Kaczynski, recordó hoy que su partido afrontará "la batalla decisiva por el futuro de la patria polaca este otoño", cuando tendrán lugar las próximas elecciones generales en Polonia.

"Los votantes polacos han apreciado en estas europeas el hecho de que PiS ha cumplido la mayoría de sus promesas electorales, lo que genera confianza a su electorado y les ha permitido superar en votos al bloque europeísta, víctima de las diferentes ideologías de los partidos que lo componen", explicó a Efe el politólogo Bartlomie Biskup.

Entre las claves de la victoria de PiS también están sus ambiciosas medidas sociales: ayudas familiares de 125 euros mensuales por hijo hasta que éste cumpla los 18 años, privilegios fiscales y económicos para las madres con cuatro o más hijos, exención fiscal para los jóvenes de hasta 26 años o paga extra anual para los jubilados.

Los analistas veían estos comicios europeos como un test de lo que puede pasar en las generales, y apuntaban que un resultado de PiS por encima del 40% de los votos significará que la oposición lo tendrá muy difícil para desbancarles del poder en las nacionales.

Por su parte, el presidente de Plataforma Ciudadana, Grzegorz Schetyna, era más optimista y destacaba que su partido ha logrado aglutinar a diferentes fuerzas en el bloque europeísta frente a PiS, "lo que ya es de por sí un éxito y el principio del camino para recuperar la normalidad democrática en Polonia".

Lo que une a todos estos partidos es el deseo de acabar con la hegemonía de PiS, y los resultados de hoy podrían desencantar a esta coalición y hacer que las formaciones concurran a las generales por separado.

Según la encuesta del instituto Ipsos, el tercer partido más votado habría sido el partido Primavera, del activista gay Robert Biedron, con un 6,6%, seguido de la fuerza ultraconservadora y euroescéptica Konfederacja, con un 6,1%, el movimiento antisistema-populista del exrockero Pawel Kukiz, con un 4,1%, y Lewica (Izquierda), con un 1,3%.

El sondeo destaca que PiS lograría 24 eurodiputados, la Coalición Europea, 22, Primavera, tres, y Konfederacja también se haría con tres escaños.

Es destacable la irrupción en el panorama político de Robert Biedron, un político independiente de ideología progresista y laica –algo inusual en Polonia-, que pese a haber creado su partido a comienzos de este año se convierte en una fuerza a tener en cuenta de cara a las generales.

Su partido, que ha contado con el apoyo del vicepresidente de la Comisión Europea, Franz Timmermans, aboga por la liberalización del aborto, la separación radical entre Iglesia y Estado, permitir el matrimonio homosexual y el fin de la dependencia energética del carbón para 2025.

También se mantiene con un porcentaje similar al obtenido en 2014 el partido euroescéptico Konfederacja, liderado por Korwin Mikke, el eurodiputado que afirmó que "las mujeres deben cobrar menos porque son menos inteligentes".

El auge de los partidos nacionalistas como el PiS, en el gobierno desde 2015, podría dar lugar a una alianza europea como la propuesta por el italiano Salvini, que invitó a Ley y Justicia a ser parte de “la nueva primavera de Europa”, aunque por ahora solo el populista Kukiz 15 (4,1% de votos) parece decidido a aliarse con Salvini en la Eurocámara.

La participación fue del 43%, sensiblemente superior al 23,8% registrado en 2014.

Para los resultados oficiales todavía habrá que esperar hasta mañana o incluso hasta el próximo martes, ya que el trabajo de la Comisión Electoral de Polonia se desarrolla con lentitud.