EFEJerusalén

El primer ministro en funciones israelí, Benjamín Netanyahu, condenó hoy sin ambages la actuación de las fuerzas turcas en Siria, advirtió sobre una posible "limpieza étnica" y ofreció apoyo humanitario al pueblo kurdo.

"Israel condena firmemente la invasión turca de las áreas kurdas en Siria y advierte contra la limpieza étnica de los kurdos por parte de Turquía y sus aliados", declaró en un comunicado.

Israel "está preparado para prestar asistencia humanitaria al valiente pueblo kurdo", añade, sin matizar qué tipo de ayuda ofrece.

Hasta ahora, el jefe del Gobierno israelí no se había pronunciado sobre las acciones de Turquía en Siria en los últimos días, propiciadas por el anuncio esta semana del presidente estadounidense, Donald Trump -aliado de Israel-, de que sus tropas abandonarían la zona donde han estado colaborando los últimos años con las milicias kurdas en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Irán, archienemigo de Israel, también instó hoy a Turquía a cesar "inmediatamente" sus ataques en el norte de Siria y a retirar sus tropas del país árabe.