EFEMadrid

Dieciséis victorias y cuatro empates después, el Real Madrid sintió el ruido de la derrota en su estadio, esta vez el Alfredo Di Stéfano, conquistado por la determinación del Cádiz (0-1), el protagonista de una hazaña que agitó la Liga, pero que no cambió el liderato, aún en poder del equipo blanco, porque el Barcelona cayó en Getafe y el Sevilla en Granada, ambos por 1-0.

Sin goles ni puntos de ninguno de los tres, el Real Madrid sostiene el dominio por la diferencia de goles en el cuarteto de los 10 puntos, los que suma él -incluso con su primera derrota liguera desde el pasado marzo- y los que registran el Getafe, el Cádiz y el Granada, los tres equipos que removieron el campeonato este sábado. También jugó el Atlético, que suma ocho puntos y que tiene a Luis Suárez como mejor solución. Él abrió el 0-2 al Celta en Balaídos.