EFEMadrid

Fashion Art Institute y el diseñador Manuel Fernández han presentado en la Cumbre del Clima la colección Ocean Collection Global Warming, con la que pretenden remover conciencias, evidenciar y denunciar el estado en el que se hallan los océanos.

Veinte vestidos y veinte artistas que durante años han ido creando esta colección, ahora reunida bajo a los objetivos de la agenda 2030.

Con esta exposición se unen a la denuncia de un planeta sostenible más allá del diseño, el ornamento o el discurso creativo y se erigen como una herramienta más en acción ante la emergencia climática.

“La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo” ha explicado Manuel Fernández.

Para el diseñador, la moda sostenible “es consumir con responsabilidad e intentar que la ropa que no utilices sea reciclada, es vital que fomentemos la sostenibilidad dentro de la moda y que se refuerce la idea de que la ropa no es de usar y tirar”

Considera necesario enseñar a todo el mundo a cuidar las prendas y lavarlas correctamente, al tiempo que recuerda que la “industria necesita grandes cambios”.

De entre todos estos vestidos Alfonso Cruz ha creado cuatro con técnica subacuática, a favor de la campaña Save the Posidonia, denominada The Ocean Collection.

“Es una técnica que lleva 150 años y que utilizan muy pocos artistas, ya que primero tienes que ser un buen buzo para poder sumergirte”, ha detallado el diseñador a Efe.

Ha recalcado que principalmente se trabaja con óleo no soluble, no contaminante, y a la antigua usanza, con el paisaje delante.

El conjunto de todos vestido evoca desde una sirena vigilante por un océano limpio de residuos, a guiños a las algas y el color de las piedras del fondo marino, pasando por la “mousse” de petróleo y otros residuos, o el estampado de estropajos dispuestos para limpiar redes y plásticos.

Manuel Fernández resalta de entre todos los trajes el de Juanjo Castillo, quien, ya en 1998 concienciado con el cambio climático, evidenciaba las malas prácticas a las que los delfines eran sometidos.

Fashion Art Institute es un movimiento artístico y canal de comunicación desde el que se pretende transmitir a las futuras generaciones, el valor y el compromiso social de diferentes artistas plásticos con el desarrollo sostenible.

El servicio de Correos se ha unido a esta exposición reivindicativa por los derechos de los océanos y ha conseguido que todas estas prendas llegasen a tiempo desde México, La Habana, Asunción, Bogotá, Guayaquil (Ecuador), Santiago de Chile y Panamá, así como de iudades españolas como Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, San Sebastián, Mallorca, Cádiz y Granada.

Elena Fernández, subdirectora de relaciones internacionales y sostenibilidad de Correos, ha resaltado que tratan de fomentar una potente economía circular y consideran que el conjunto de estos 20 trajes refleja la dramática situación que atraviesan los mares.