EFESan Francisco (EE.UU.)

La Junta Escolar de San Francisco (California, EE.UU.) aprobó a última hora del martes eliminar de los nombres de sus escuelas prácticamente todas las referencias a la herencia española de la ciudad y del estado, lo que incluye desde conquistadores hasta lugares emblemáticos.

Así, deberán cambiar el nombre centros educativos como el instituto Balboa, bautizado en honor al explorador Vasco Núñez de Balboa; el instituto Mission, cercano al lugar en que se erigió la misión San Francisco de Asís, que dio nombre a la ciudad, y la escuela Presidio, que recibe el nombre del enclave militar fundado por los españoles.

También deberán ser rebautizadas la escuela Alvarado, en honor al conquistador Pedro de Alvarado; la escuela El Dorado, que recibió el nombre del mítico lugar que buscaban los exploradores; y las escuelas Sánchez, Ulloa y José Ortega, también nombradas en honor a misionarios y colonizadores.

Del mismo modo se cambiará el nombre a la escuela Junípero Serra, creador del sistema de misiones y considerado por mucho tiempo el padre fundador de California, pero cuya figura resulta cada vez más controvertida.

Al margen de los nombres de la herencia española, la decisión de la Junta Escolar (tomada por 6 votos a favor y 1 en contra) también incluye otras decenas de nombres que van desde presidentes de EE.UU. tan venerados como George Washington y Abraham Lincoln hasta una de las actuales senadoras de California, Dianne Feinstein.

La decisión, que se venía discutiendo desde hace meses, llega cargada de polémica, y sus defensores la justifican al considerar que todos estos nombres mantuvieron vínculos con el esclavismo, la opresión, el racismo u otras actitudes que no debieran ser reconocidas con estos honores.

Sus detractores, sin embargo, consideran que se trata de un ejercicio extremo de revisionismo histórico y critican especialmente que se vayan a retirar los nombres de Washington y Lincoln, dos figuras que durante siglos han representando la esencia del proyecto estadounidense.

Una vez aprobada la retirada de los nombres, cada centro escolar afectado tiene hasta abril para proponer uno nuevo, que deberá ser aprobado por la Junta Escolar.

La ciudad de San Francisco fue fundada en 1776 con el establecimiento de la misión de San Francisco de Asís por parte de misioneros españoles y tras una etapa como parte del recién independizado Estado de México, pasó a formar parte de EE.UU. junto al resto de la Alta California en 1848.