EFEZagreb

El candidato del Partido Socialista Europeo (PSE) a la Presidencia de la Comisión Europea, el holandés Frans Timmermans, dijo hoy que su formación nunca se aliará con la extrema derecha.

En una rueda de prensa en la ciudad croata de Rijeka, Timmermans afirmó que "el problema de los conservadores es su colaboración con la extrema derecha, y ahora vemos adónde lleva eso, como en Austria.

El político holandés aludía a la crisis del Gobierno austriaco desencadenada este fin de semana por un escándalo de corrupción del líder del ultranacionalista FPÖ y vicecanciller de Austria, Heinz Christian Strache, quien junto a los democristianos de Partido Popular (OEVP) integraban desde 2017 y hasta ayer, sábado, la coalición de gobierno.

"Nosotros nunca nos vamos a aliar con la ultraderecha, bajo ningún concepto (...) Nuestro patrimonio es la lucha antifascista, y si llego a ser presidente de la CE, nunca buscaré el apoyo de la ultraderecha", aseguró Timmermans.

Timmermans acudió a Rijeka para participar al acto de cierre de la campaña del Partido Socialdemócrata croata (SDP) a las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebran del 23 al 26 de mayo.

Por otro lado, defendió varias medidas para edificar "una Europa más social", como la introducción de un impuesto del 18 % sobre los beneficios obligatorio para todas las compañías multinacionales, ya que hay ahora muchas "que no lo hacen", informó el diario Novi List.

El candidato socialista abogó además por "reducir la brecha entre los salarios de las mujeres y los varones, actualmente del 16 %", y establecer "salarios mínimos" para toda la UE, fijados en el 60 % del sueldo medio de cada país miembro.