EFEMadrid

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha logrado desarrollar un láser ultralargo que podría tener múltiples aplicaciones en la ciencia, la industria y las comunicaciones.

Se trata de un láser de fibra que alcanza elevadas energías y potencias de pico en pulsos en el rango de los "femtosegundos" (milbillonésimas de segundo) sin ayuda de etapas adicionales de amplificación, ha informado hoy el CSIC.

Los investigadores, que han publicado sus resultados en "Optics & Laser Technology", han logrado un diseño más compacto, sencillo, barato y robusto del láser y permitirá múltiples aplicaciones en áreas que requieren una potencia muy elevada, como el procesado de materiales, las telecomunicaciones, la biomedicina, la metrología o la espectroscopía.

Los láseres ya han cumplido sesenta años, pero tienen plena vigencia y están en constante evolución debido a la gran demanda de radiación ultrarrápida en diversos campos de la ciencia y de la industria, ha señalado el CSIC.

Por un lado, las investigaciones tratan de obtener láseres con pulsos cada vez más breves y, por otro, se intenta conseguir que tengan mayor intensidad, ha explicado el CSIC en un comunicado.

En el estudio han colaborado investigadores del Instituto de Óptica Daza de Valdés (IO-CSIC), la Universidad de Alcalá y el Comisariado de la Energía Atómica de Grenoble en Francia (CEA).

Las propiedades de este láser abren la posibilidad de aplicar este tipo de fuentes a nuevos campos que precisan una potencia elevada (como el procesado de materiales y otras aplicaciones industriales), sin necesidad, por primera vez, de etapas de amplificación externas.

Además, ha precisado el CSIC, permiten su uso directo en áreas como la medida de contaminantes atmosféricos, el desarrollo de sistemas de medición y detección mediante láser (LIDAR) o la metrología de alta precisión.