EFEGuadalajara

La Asociación de Amigos de la Casa del Cid de Castejón de Henares (Guadalajara) ha impulsado un proyecto arqueológico, que arrancará el próximo mes de septiembre, para conocer la historia de esta singular casona del municipio guadalajareño que todo apunta a que es coetánea al histórico personaje.

Ya en el "Cantar del Mío Cid" se nombra este pueblo como Castejón de Gemares, “que se entiende era Castejón de Henares aunque hay discusión en la zona”, señala a Efe Eva Bravo, presidenta de esta asociación vecinal que nació en 2016 y hoy cuenta ya con más de 200 socios en este pequeño municipio de apenas 30 empadronados.

“A partir de ahí, la historia se fusiona con la leyenda", explica Bravo, para quien la idea es distinguir entre historia y leyenda y, en este sentido, sostiene que "si nos datan la casa por fecha del Cid, como todo apunta, pues se puede acercar más a la historia que a la leyenda".

La Casa del Cid, como se conoce a este edificio, “es algo que siempre se ha oído en el pueblo, donde se dice que vivió doña Jimena y todo vino en el año 2016 por la necesidad de ampliar una biblioteca”, explica Bravo.

Fue entonces cuando vieron la posibilidad de llevar la biblioteca a este emplazamiento de propiedad municipal, “pero luego se desvió el tema a algo más serio como el histórico”.

Así, prosigue la presidenta de la Asociación de Amigos de la Casa del Cid de Castejón de Henares, "hablamos con nuestros abuelos y demás personas mayores y se planteó entre cuatro o cinco personas reconstruirla y darle valor a este patrimonio del pueblo para después usarla como un aula de usos múltiples”.

Bravo destaca que el Ayuntamiento está dispuesto a ceder el edificio y a su rehabilitación, si se consiguen los fondos necesarios, y con este fin, nació la asociación, que también realizan una importante labor cultural en el municipio que autofinancian gracias a actividades como el Mercadillo de Trueque en julio.

“Estamos en la fase uno que es intentar poner fecha a la cata arqueológica para darle el valor histórico que creemos que tiene", asegura Bravo, quien detalla que esto tiene un coste aproximado de 1.600 euros, "una cantidad importante para una asociación pequeña como la nuestra”, señala, aunque añade a continuación que, “con este informe, esperamos poder ir más allá y pedir apoyo a otras instituciones”.

Los trabajos arqueológicos arrancarán el próximo mes de septiembre, ya que aún están pendientes de permisos para iniciar las catas en esta antigua casa, que se conoce también como los Palacios, porque el puente de la carretera que está al lado se llama así.

Por su parte, Jesús Rodríguez Morales, director del proyecto que está realizando la empresa Gabark 2013, Consultores en Patrimonio Histórico, señala a Efe que “desde el punto de vista del pueblo es una casa grande de dos pisos, distinta a las demás, realmente llamativa por un zócalo de piedra y un alzado de tierra apisonada".

Y añade que la intervención arqueológica tiene como finalidad en avanzar en el origen, antigüedad y conocimiento de esta casa, para lo que se desarrollará un trabajo en dos partes: una puramente arqueológica, que va a consistir en uno o varios sondeos para buscar información objetiva del origen de la casa y, por otro lado, un trabajo de investigación histórica para ver si tenemos alguna noticia documental sobre este edificio”.

En este sentido relata que, en las consultas previas con varios especialistas, les indicaron que el edificio es compatible con que pueda remontarse al siglo XII, pero ahora quieren constatarlo con evidencias concretas.

“De momento sabemos que en el siglo XVIII existía el edificio, ya de propiedad municipal, que la parte inferior estaba arrendada y había dos casas, y la superior se dedicó a pósito desde esa época donde se almacenaba el grano que tenía el ayuntamiento para ayudar a la población en épocas de dificultad”, detalla este profesional.

Ya han realizado las primeras visitas para ver bien el edificio y tomar fotografías, “así como un croquis para explorarlo bien y en cuanto nos den los permisos que hemos solicitado a Patrimonio haremos los sondeos", asegura este especialista, que confía en poder empezarlos en septiembre y calcula su duración en unos quince días.

Además, señala que es esencial la colaboración del consistorio y todas aquellas instituciones que puedan disponer de documentación histórica para completar el estudio, que sería el primer paso para la rehabilitación de esta casa y la posible creación a futuro de un centro de interpretación o similar, ya que Castejón se encuentra en la conocida Ruta del Cid y tiene un gran potencial turístico.