EFEBarakaldo (Bizkaia)

La compositora japonesa Yoko Shimomura ha señalado que busca en “lo cotidiano” la inspiración para componer la banda sonora de un videojuego y ha considerado necesario que la música tenga personalidad, pero sin perder de vista al jugador.

Shimomura ha participado en las conferencias VIT Talks del Fun & Serious Game Festival junto al resto de los premios honoríficos de esta edición, el director creativo de Sabre Enterntainment, Tim Willits, el responsable de Riot Games, Greg Street, y el director de juegos de Naughty Dog hasta 2017, Bruce Straley.

La compositora japonesa, que este lunes recibirá el Premio Pionera en la gala de clausura que se celebra en el Teatro Campos, ha desvelado que para componer intenta leer todos los materiales que le facilitan del videojuego, aunque también busca en “lo cotidiano” la inspiración para componer una banda sonora.

A los jóvenes interesados en componer para videojuegos, Shimomura les ha aconsejado cuidar “el atractivo” de la música y ha considerado necesario que esa música tenga “personalidad” y sean ellos “los primeros fans de la pieza musical”, pero siempre teniendo presente “cómo lo percibirá” el jugador.

Shimomura ha repasado algunas de sus composiciones, como Super Mario RPG, que le permitió experimentar al igual que las bandas sonoras de Parasite Eve o Legend of Mana, o Kingdom Hearts, en la que ha tratado de reflejar con la naturalidad de su música el mundo de Disney.

Por su parte, el director creativo de Sabre Enterntainment, Tim Willits, Premio Bizkaia en esta edición, ha señalado que frente a los equipos pequeños de sus inicios, donde todos hacían de todo, en la actualidad hay grandes equipos con “expertos en cada uno de los campos” con un gran nivel de talento y calidad.

Ha destacado que hay “juegos estupendos” en todas las plataformas y ha asegurado que cuando se diseña un juego hay que pensar en la “diversión” y en que si el desarrollador disfruta jugando con el juego que está creando habrá “otros que también lo disfrutarán”.

Willits, que en su carrera tiene títulos como las franquicias Doom y Quake, ha señalado que los desarrolladores deben centrarse en lo que son “buenos” y en el “tipo de juego y la experiencia” que se quiere crear, lo que hará que tengan “más posibilidades de éxito” con un juego.

Ha dicho que para trabajar en su empresa busca a personas que “posean talento y no tengan miedo de ir más allá de su zona de confort” y que “consigan acabar las cosas”.

El exdirector de juegos de Naughty Dog Bruce Straley, que recibirá el Premio Vanguardia ha comentado que siempre ha tratado de ofrecer “una experiencia única” para jugar a algo a lo que no se haya jugado con anterioridad.

Straley se ha referido a la saga Uncharted, creada por Naughty Dog, y ha destacado que en los videojuegos de mundo abierto, además del elemento artístico, es importante la narrativa del juego y los diálogos que mantienen los personajes para poder mostrar los elementos emotivos de la historia.

El último de los premiados en esta edición, el vicepresidente de Propiedad Intelectual y Entretenimiento de Riot Games, Greg Street, que recibirá el Premio Honorífico, ha abordado el décimo aniversario de League of Legends y los planes de futuro de la compañía a través de Riot Forge, con juegos más narrativos y para un único jugador.

Ha destacado que League of Legends se ha convertido en un fenómeno global y que gracias a Riot Forge, que estará disponible en consolas y móviles, podrán atraer a nuevos jugadores al universo de League of Legends porque “no a todos los jugadores les gusta los juegos competitivos ni de PC”.