EFEMadrid

Las acciones de ACS se anotan pasadas las 10:00 horas la mayor caída de la bolsa española con un desplome del 5,9 %, mientras que los títulos de su participada alemana Hochtief se dejan más de un 11 % después de que la filial australiana CIMIC presentara ayer las cuentas del primer semestre.

El grupo australiano, filial de ACS, anunció un aumento del 1,1 % de su beneficio neto hasta los 367 millones de dólares australianos (229 millones de euros) en los primeros seis meses de este año.

Por su parte, el beneficio antes de impuestos del negocio de construcción bajó un 15 %, lo que llevó a Macquarie a rebajar la recomendación del valor a mantener desde comprar, según recoge Efe- Dow Jones.

Tras presentar las cuentas del primer semestre, que estaban por debajo de las expectativas del mercado, los títulos de CIMIC cerraron este jueves en bolsa con un descenso del 19 %.

Esta caída ha arrastrado en el día de hoy a ACS en la bolsa española, donde protagoniza la mayor caída del Ibex 35 hasta los 35,93 euros por acción. Sin embargo, en lo que va de sesión los títulos del grupo que dirige Florentino Pérez han llegado a devaluarse un 6,4 %.

Con este descenso, las acciones de ACS se dejan un 6,5 % de su valor en lo que va de semana aunque desde comienzos de año se han revalorizado cerca del 12 %.

Junto a la caída de ACS, su filial alemana Hochtief se deja un 11 % hasta los 94,90 euros en los primeros compases de la negociación de la Bolsa de Fráncfort, donde cotizan en el índice de empresas medianas MDAX.

Entre enero y junio, los ingresos de CIMIC subieron un 0,3 % hasta los 6.955 millones de dólares australianos (4.350 millones de euros), en tanto que el resultado bruto de explotación (ebitda) creció un 16,9 % hasta los 875,6 millones de dólares australianos (548 millones de euros).

En un comunicado remitido ayer, CIMIC señaló que la previsión de su beneficio neto para este año se mantiene entre 790 y 840 millones de dólares australianos (entre 493 y 524 millones de euros).

En este sentido, el presidente ejecutivo de CIMIC y consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, apuntó que en el ecuador de 2019 el grupo australiano mantiene una fuerte posición financiera y destacó que la liquidez neta y los encargos aumentaron constantemente, lo que sienta las bases para un crecimiento rentable.