EFEMadrid

Las tres mayores aerolíneas españolas han anunciado esta semana su intención de emprender Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) convencionales para al menos 12.000 trabajadores si no se alcanza un acuerdo para prorrogar los que se diseñaron para afrontar la pandemia, y que en principio vencen el próximo jueves.

La ultima en hacerlo ha sido Vueling, con sede en Barcelona, que ha planteado su intención de iniciar un ERTE por causas económicas, técnicas y organizativas y de producción (ETOP) para sus 4.000 trabajadores (incluidos 1.150 pilotos), si finalmente no se alcanza un acuerdo para prorrogar más allá de fin de mes los actuales.

El Sindicato Español de los Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) ha pedido este viernes que "cualquier medida de reestructuración de plantilla que quiera plantearse (la empresa) para afrontar los próximos meses, se haga mediante la negociación y el pacto con los representantes de sus trabajadores".

Hace tan sólo dos días fue Globalia quien anunció una intención similar para 9.000 trabajadores de todo el grupo, incluida Air Europa, con más de 4.000 trabajadores. Únicamente no afectaría a Halcón Viajes y el resto de su negocio de viajes, que pasó a formar parte de Ávoris (también está pendiente de esa prórroga de los ERTE para tomar una decisión).

Globalia explicó que sigue necesitando un ERTE ante la lenta recuperación tanto de los vuelos de largo recorrido y de conexión como de los viajes de negocios y a las prohibiciones, restricciones y cuarentenas en vigor aún en muchos países.

Igualmente, al comienzo de la semana Iberia dijo que había planteado a sus sindicatos la negociación de un ERTE convencional para entre 4.000 y 5.000 empleados ante la posibilidad de que no se alcance un acuerdo para prorrogar los actuales en las mismas condiciones y ante la ralentización de la recuperación económica y de las restricciones al turismo con EE.UU. y Latinoamérica, que hacen que siga en niveles de capacidad entre un 30 y un 35 % por debajo de los de 2019.

Los ERTE de fuerza mayor (bajo el que siguen amparados unos 250.000 trabajadores en España) han sido, según Iberia, una herramienta "fundamental para salvaguardar el empleo durante la peor crisis de la aviación, y son los que actualmente se aplican a todo el sector turístico en España y, en la actualidad, se están aplicando en la aerolínea también".

Sus sindicatos han acordado hoy la composición de la comisión negociadora del nuevo ERTE entre el 30 y 35 % de la plantilla, a la espera de saberse si habrá o no prórroga de los actuales.

POCOS DÍAS PARA NEGOCIAR

Estos anuncios tienen lugar en vísperas de que el próximo jueves venza la vigencia de los ERTE extraordinarios diseñados a raíz de la irrupción de la pandemia y por los que el Gobierno se hace cargo del pago total o parcial de las cotizaciones a la seguridad social de los empleados, al tiempo que las empresas se comprometen a no acometer despidos hasta al menos seis meses después de haber concluido el ERTE.

El sector turístico está pendiente de que se prorroguen las condiciones actuales de ese tipo de ERTE, pero ante la incertidumbre a falta de menos de una semana para que venza el plazo, las empresas están buscando alternativas.

Está previsto que el Gobierno presente el lunes una propuesta global para prorrogarlos hasta el 31 de enero, con la vista puesta en el martes 28, cuando previsiblemente será aprobada en Consejo de Ministros.

El planteamiento de la Seguridad Social para esta nueva prórroga pasa por vincular las ayudas que reciben, en forma de exoneraciones de cuotas, las empresas en ERTE a que su trabajadores reciban formación, algo que rechazan patronal ni sindicatos, que abogan por mantener un esquema similar al actual.

EL TURISMO SEGUIRÁ "HIPERPROTEGIDO"

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha asegurado hoy que el transporte aéreo sigue estando dentro de los sectores considerados "hiperprotegidos" de cara a la nueva prórroga.

"Toda la cadena de valor del sector turístico está dentro de esa consideración", puesto que, aunque la recuperación está siendo sólida y gradual, "estamos todavía lejos de los niveles de la capacidad que tenía el sector aéreo y el alojativo, así como las agencias de viajes cuando estaban moviendo a 84 millones de turistas a España en 2019", ha dicho a la prensa.

En ese sentido ha insistido en que "si se mantiene incertidumbre en el sector, como lo hemos hecho desde marzo, seguiremos prolongando una medida que se ha mostrado muy eficaz y que está protegiendo a trabajadores que necesitan del amparo del Gobierno para no perder sus puestos de trabajo".

"Todos confiamos en la necesidad de la ampliación de los ERTE", ha defendido.