EFEParís

El constructor aeronáutico europeo Airbus trabaja en tres conceptos de aviones propulsados por hidrógeno, dijo este domingo su director ejecutivo, Guilleume Faury, quien confía en poner en servicio una aeronave para 2035.

Este tipo de propulsión es "un eje estratégico prioritario" para Airbus, señala Faury en una entrevista publicada esta noche en la web del diario Le Parisien, en la que no esconde su ambición de ser "el primer fabricante" del sector en llevar al mercado esta tecnología de aviones sin huella de carbono.

El primer concepto con el que trabaja Airbus es el de un avión de configuración similar a los actuales, con un máximo de 200 pasajeros, y un alcance de 3.500 kilómetros, mientras que el segundo tendría motores de hélice, una capacidad de hasta 100 pasajeros y se destinaría a trayectos más cortos.

Finalmente, Faury avanzó que trabajan en un tercer concepto totalmente revolucionario, en forma de ala volante y hasta 200 pasajeros.

En los dos primeros proyectos, el hidrógeno iría almacenado en un cilindro en la parte trasera del fuselaje, mientras que para el tercero se trabaja en un concepto completamente innovador de propulsión y almacenamiento del combustible.

Faury recalcó que para desarrollar y extender esta tecnología revolucionaria hacen falta pasos importantes: sobre todo producir hidrógeno en grandes cantidades y de forma no contaminante, además de que se necesitarían profundos cambios en las infraestructuras aeroportuarias.

Se trata de retos similares a los que afrontan los vehículos terrestres propulsados por hidrógeno, que no contaminan pero para cuya difusión en masa se requieren de una producción verde y a gran escala del gas, así como una revolución en los mecanismos de distribución.