EFEPekín

El gigante del comercio digital chino Alibaba aseguró hoy que la cuantiosa multa antimonopolio de las autoridades chinas anunciaron el pasado sábado no tendrá grandes repercusiones para la empresa, cuyas acciones en la Bolsa de Hong Kong subieron de manera considerable.

El presidente y director ejecutivo de la compañía, Daniel Zhang, dijo este lunes a los inversores por videoconferencia que no espera "un impacto material negativo" tras la multa récord de 18.000 millones de yuanes (2.745 millones de dólares, 2.308 millones de euros) impuesta por Pekín y que equivale al 4 % de los ingresos de Alibaba en China en 2019.

Según Zhang, citado hoy por el diario estatal Global Times, esto se debe a que la mayor plataforma de comercio electrónico de China tiene millones de usuarios y comerciantes y no necesita exclusividad para seguir contando con ellos.

Asimismo, Zhang indicó que la empresa que dirige pondrá en práctica nuevas medidas como la reducción de los costes del uso de sus plataformas para los comerciantes que deseen acceder a ellas, así como la oferta de servicios tecnológicos con menores costes, en la línea de las directrices de los reguladores chinos.

Tras el anuncio del pasado sábado de la Administración Estatal de Regulación del Mercado de imponer una multa a Alibaba después de una investigación antimonopolio iniciada en diciembre, el vicepresidente ejecutivo, Joe Tsai, explicó que la empresa acepta la multa y que no recurrirá la decisión.

A la pausa del mediodía, las acciones de Alibaba habían subido un 7,25 % en la Bolsa de Hong Kong.

Según los reguladores del mercado chinos, Alibaba abusó de su posición dominante para obligar a sus proveedores a elegirla entre otras plataformas del mercado, con lo que violó "tanto sus derechos como los de los consumidores".

Alibaba está desde hace meses en el punto de mira de los reguladores chinos, lo que se ha relacionado también con las críticas lanzadas el pasado octubre por su fundador, el magnate Jack Ma, contra el sistema de control financiero del país.