EFEMérida

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha pedido a las empresas que "no abusen" de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) porque no se puede permitir que una medida extraordinariamente positiva "se empañe" con los abusos que se están produciendo y ha advertido de que "luego no valdrán las lamentaciones, el que lo haga lo pagará".

El dirigente de UGT ha hecho estas declaraciones en Mérida, donde celebra hoy la primera reunión que mantiene fuera de Madrid con representantes regionales del sindicato, y les ha pedido a las empresas que reincorporen a los trabajadores que necesitan y no hagan horas extraordinarias con trabajadores en ERTE "no solo porque está prohibido por la ley, sino porque es una indignidad".

Además, ha pedido a los trabajadores "que no cedan, que no trabajen estando en un ERTE" porque el sistema de protección español hay que mantenerlo y la mejor manera de que pueda beneficiar a otras personas y otros momentos es ser "plenamente conscientes de que hay que preservarlo".

"No es cuestión de ver si llega el inspector o no o de si habrá sanción o no, que la habrá", ha dicho Pepe Álvarez, quien ha recordado que no hace falta tener un inspector físico, sino que telemáticamente se puede ver qué empresas tienen una facturación que no se corresponde con el número de trabajadores en ERTE o que han incorporado algunos al trabajo.

También se ha referido al ingreso mínimo vital (IMV), del que ha dicho que le hubiera gustado que hubiera sido "provisional para la pandemia, en marzo o abril" y que no fuera la definitiva, ya que esta habrá que discutirla en el Congreso.

En este sentido, ha abogado por que esta renta vaya acompañada de personas que orienten a los beneficiarios y los formen para que "no sea un lugar de estancia, sino de paso para reincorporase al mundo del trabajo".

Álvarez también ha anunciado que UGT quiere recuperar en septiembre la agenda que tenía el pasado febrero, cuando se reunieron con el presidente del Gobierno, y volver a abordar la derogación de las reformas laborales: "Sigue siendo nuestro objetivo aunque se haya hecho un alto en el camino durante la pandemia y se haya querido premiar el acuerdo con la patronal".

Ha recordado que todas estas empresas "han pedido al Estado" y que "para pedir también hay que dar" por lo que no se puede seguir pidiendo y al mismo tiempo que se bajen los impuestos. EFECOM

pcm/sgb

(video) (foto)