EFEBuenos Aires

Argentina obtuvo hoy 2.750 millones de dólares al concretar una inédita emisión de un bono soberano a 100 años de plazo y en moneda estadounidense, una operación que sorprende en un país que hace poco más de un año estaba en cese de pagos.

"Esta operación de financiación refleja la confianza del mercado en la normalización de la economía argentina", destacó el Gobierno de Mauricio Macri al anunciar el resultado de la colocación.

La operación ha sorprendido al mercado, no sólo por el plazo de vencimiento del bono -algo sin precedentes en la complicada historia de la deuda pública argentina- sino además porque se anunció a la opinión pública vía redes sociales, en los perfiles del Ministerio de Finanzas en Twitter y Facebook.

El nuevo título tendrá un rendimiento del 7,9 % y su colocación, según destacó el Ministerio de Finanzas en un comunicado, responde al objetivo de asegurar una financiación "en las mejores condiciones posibles para el crecimiento de la economía y la generación de empleo".

La histórica emisión se produce a 14 meses de que Argentina pusiera fin a un millonario cese de pagos declarado a finales de 2001 y que durante años mantuvo al país sudamericano al margen de los mercados internacionales.

En abril de 2016, a poco de iniciado el Gobierno de Macri, Argentina logró un acuerdo con los acreedores privados que litigaban contra el país por los bonos en mora y este pacto fue la llave para el retorno a los mercados.

Desde entonces, el Ejecutivo ha desplegado una política de fuertes emisiones, en gran parte destinadas a refinanciar vencimientos, pero nunca hasta ahora se había jugado por un título de tan larga duración.

México, Bélgica, Irlanda, China, Dinamarca y Suecia forman parte del reducido grupo de países que han emitido deuda soberana a 100 años.

"Estamos más cerca de países normales como Bélgica o México que de Venezuela, con quien el Gobierno anterior (encabezado por Cristina Fernández de Kirchner) solía endeudarse a 5 años de plazo y a tasas de un 15 %. Es un sello de confianza no sólo en esta Administración sino también en el futuro del país", afirmó el Ministro de Finanzas, Luis Caputo.

"Una emisión de este tipo es posible gracias a que logramos recuperar la credibilidad y la confianza del mundo en Argentina y en el futuro de nuestra economía", insistió el ministro.

Caputo indicó que Argentina está "aprovechando un momento de tasas muy bajas a nivel mundial" y alegó que la tasa convalidada "es lo mismo que pagaba Estados Unidos por su deuda a largo plazo en la década de 1990".

"Financiarse a largo plazo y con tasas bajas es hacer una gestión responsable y cautelosa de nuestra deuda", añadió.

Los mercados reaccionaron a la colocación con resultados mixtos en las cotizaciones de bonos soberanos y una subida del 1,71 % en el Merval, el panel líder de la Bolsa de Buenos Aires, plaza que no operará este martes por ser festivo en Argentina.

Pero no sólo la sorpresiva colocación a 100 años ha incidido en los operadores locales, también ha concitado hoy su atención una megalicitación de Letras del Banco Central argentino.

El mercado está además expectante por otra noticia que podría ser más que trascendente para el precio futuro de los activos argentinos.

Este martes, que los operadores locales esperan como el 20J, la firma estadounidense Morgan Stanley Capital International (MSCI) definirá si reincorpora a Argentina en la lista de países emergentes, tras rebajarlo en 2009 durante el Gobierno de Fernández (2007-2015) a la categoría de "mercado de frontera".