EFELondres

La farmacéutica británica AstraZeneca obtuvo un beneficio neto en el primer semestre de este año de 2.112 millones de dólares (1.782 millones de euros), un 42 % más que en el mismo periodo de 2020, aupada por las ventas de nuevas medicinas, en especial oncológicas y cardiovasculares, y su vacuna contra la covid, informó este jueves a la Bolsa de Londres.

Según su declaración de resultados, la firma tuvo unos beneficios brutos de 2.372 millones de dólares en el periodo, un 25 % más, y un beneficio por operaciones de 3.022 millones de dólares, un avance del 21 %. La deuda neta, a fecha del 30 de junio, era de 11.721 millones de dólares.

En su informe al mercado, la empresa anglo-sueca precisa que la facturación entre enero y junio ascendió a 15.540 millones de dólares, un avance del 23 % sobre el ejercicio precedente.

Sin contar el efecto de la vacuna -que ofrece sin ánimo de lucro a países de bajos ingresos-, la facturación de la compañía dirigida por Pascal Soriot fue de 14.371 millones de dólares en el primer semestre de 2021, un incremento del 14 % respecto a los seis primeros meses de 2020.

Así pues, la aportación de la vacuna anticovid, desarrollada con la universidad inglesa de Oxford, fue de 1.169 millones de dólares en el periodo estudiado, lo que refleja la entrega de 319 millones de dosis a nivel mundial, indica.

Las ventas del preparado en Europa equivalieron a 572 millones de dólares, y a 455 millones de dólares en mercados emergentes, señala la empresa.

De la facturación total en el semestre, un 54 % ó 8.332 millones de dólares se debió a nuevas medicinas, lo que supone un avance del 31 % respecto a 2020 y un significativo crecimiento del 35 % en mercados emergentes, explica la compañía.

Oncología creció en el primer semestre de 2021 un 19 %, hasta 6.360 millones de dólares -equivalente a un 41 % de la facturación total-, los productos respiratorios e inmunológicos sumaron un 11 %, hasta 2.970 millones de dólares, y las nuevas medicinas de tipo cardiovascular, renal y de metabolismo avanzaron un 21 %, hasta 2.731 millones de dólares.

Por regiones, la facturación de la empresa creció un 21 % en China, hasta 3.209 millones de dólares; un 16 % en Estados Unidos, hasta 4.834 millones de dólares, y un 33 % en Europa, para llegar a 3.261 millones.

AstraZeneca explica en el documento que los proyectos que tiene en desarrollo, junto con la reciente adquisición de la farmacéutica estadounidense Alexion Pharmaceuticals, apoyan su transición hacia "un crecimiento sostenible a largo plazo".

El consejero delegado, Pascal Soriot, se congratuló de que la compañía haya ofrecido "otro periodo de fuerte crecimiento", debido al buen rendimiento "en todas las regiones y áreas de enfermedades", en particular oncología, cardiovasculares y renales y respiratorias, dijo.

La compra de Alexion, especializada en investigación de enfermedades raras, permitirá ampliar la cartera de productos, apunta el directivo, que enumera como objetivos de futuro "acelerar los descubrimientos científicos, invertir en crecimiento sostenible y ofrecer más beneficios a los pacientes".

AstraZeneca reconoce que el principal riesgo que afronta este año es la propia pandemia, cuyo impacto en sus operaciones de producción y distribución "es altamente incierto".