EFESídney (Australia)

El Gobierno australiano anunció este martes la creación de una línea de préstamos de unos 2.000 millones de dólares australianos (1.460 millones de dólares o 1.249 millones de euros) para proyectos de minerales críticos, al considerarlos "fundamentales" en la futura economía energética.

Australia es primer productor mundial de litio y el segundo de circonio y metales de tierras raras, y además posee una de las mayores reservas recuperables del planeta de los minerales críticos utilizados en tecnologías avanzadas, como las energías renovables, la industria aeroespacial, la defensa o las telecomunicaciones.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo en un comunicado que la línea de préstamos contribuirá al despegue de estos proyectos y para que los productores australianos "se vinculen con otros en nuestras cadenas de suministros en un Indopacífico libre y abierto".

Morrison, quien este año ha reiterado que su gobierno prefiere lograr la neutralidad de sus emisiones netas para el 2050 principalmente mediante el desarrollo tecnológico sin comprometerse en un objetivo claro, recalcó que estos minerales críticos son cruciales para las aplicaciones de tecnología limpia como las baterías.

Por su lado, el ministro australiano de Recursos, Keith Pith, dijo en el comunicado conjunto con Morrison que Australia, como líder mundial en la producción de litio, está bien posicionado en este sector que tendrá un valor mundial de 400.000 millones de dólares (342.040 millones de euros) para el 2030.