EFEValencia

Bankia se consolidará, tras la fusión con BMN, como el cuarto banco de España, con un aumento del 25 % de la clientela y un crecimiento de la rentabilidad que supondrá elevar el beneficio por acción un 16 % en tres años, ha afirmado hoy el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.

Bankia celebra hoy una junta extraordinaria de accionistas en Valencia para aprobar la fusión por absorción de BMN, que permitirá a la entidad elevar su beneficio en 245 millones de euros, y contribuirá a la devolución de una parte de las ayudas públicas recibidas.

Con la aportación de 1,7 millones de clientes de BMN, Bankia pasará a tener más de ocho millones de usuarios y será líder en Granada, Baleares y Murcia, donde su presencia hasta ahora era escasa.

Goirigolzarri ha asegurado que la fusión abre oportunidades en la penetración de productos de alta rentabilidad entre la clientela, donde existe "un claro recorrido de mejora".

El ahorro de costes originado por la fusión ascenderá a 155 millones, de los que el 96 % se lograrán en los dos primeros años, y los costes de reestructuración se elevarán a 334 millones.

Con la fusión, el beneficio sobre fondos propios se incrementará en 120 puntos básicos, y el rendimiento del capital invertido ascenderá al 12 %.

El presidente de Bankia ha señalado que la operación se afronta sin necesidad de acudir al mercado, y que el FROB mantendrá una participación muy similar (67 %) tras la fusión, ya que la participación es parecida en ambas entidades.

La fusión se produce "en un momento adecuado" en el que la economía española crece "con brío", por encima de la media europea, la tasa de paro está en descenso y se prevé un repunte de los tipos de interés durante el próximo año, ha manifestado.

Sobre el canje, ha señalado que no se han producido en ninguna de las dos entidades modificaciones importantes del activo o el pasivo, y ha recordado que BMN fue valorada en 825 millones, por lo que la ecuación de canje fue de una acción de Bankia por cada 7,82987 acciones de BMN.

Según ha resaltado, la previsión es que la integración de los sistemas concluya en el segundo trimestre del próximo año, un objetivo "muy ambicioso" en comparación con los habituales periodos de integración de otras entidades en operaciones similares.