EFEBerlín

La Presidencia de turno alemana de la Unión Europea (UE) insistió hoy, en una reunión virtual de titulares de Turismo, en la necesidad de tener "reglas de actuación unitarias" para posibilitar la reactivación de los viajes "seguros", sean turísticos o de negocios, en tiempos de pandemia.

"El ciudadano de la UE sigue queriendo viajar, pero precisa normas unitarias para recuperar la confianza", indicó el secretario de Estado alemán de Turismo, Tomas Bareiss, tras una reunión informal con sus colegas del bloque comunitario.

Las autoridades alemanas están "trabajando" en nuevas fórmulas para evitar largas cuarentenas al viajero, pero no puede toparse con "normas y criterios diferenciados" por cada país miembro, añadió el responsable de Turismo de Alemania, gran país emisor dentro de la UE para ese sector.

Bareiss recordó a ese respecto que Alemania sustituirá a final de mes la hasta ahora advertencia global contra los viajes no esenciales o turísticos a regiones de riesgo por advertencias puntuales para cada país o zona afectada. Esta nueva regulación deberá adoptarse el 30 de septiembre, recalcó.

Entre las fórmulas que se barajan para lograr ese objetivo de la seguridad viajera están los llamados test rápidos, así como la reducción de los periodos de cuarentena a cinco días -en lugar de los 14 actuales-.

Bareiss hizo hincapié en que estas fórmulas se dirigen tanto a los viajes turísticos como a los de negocios, sector éste muy afectado por la pandemia, ya que se ha sustituido el esquema del desplazamiento físico por los encuentros "virtuales", con los consiguientes efectos sobre el sector de la hostelería.

Reactivar el turismo es "objetivo compartido por toda la UE", como lo es evitar los cierres de fronteras internas, insistió, para añadir que la prioridad debe seguir siendo velar por la salud del ciudadano.

"El sector turístico ha resultado más duramente afectado por la pandemia que ningún otro", había afirmado ya Bareiss, en la apertura de la reunión informal con sus colegas, coordinada desde Bruselas por el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton.

El sector aportaba, antes de la crisis, un 10 % del producto interior bruto (PIB) de la UE; más de un 12 % de los ciudadanos europeos dependían de éste, añadió Bareiss. El sector ha quedado ahora sumergido en una "crisis aguda", ante la que hay que plantear fórmulas para un "futuro robusto".

Las restricciones deben ceñirse "a las dimensiones necesarias", explicó, sin perder de vista que no se puede "descuidar" la protección de la salud.

MERKEL TEME NIVELES DE CONTAGIOS "FRANCESES"

La reunión informal de los titulares de Turismo de la UE se produce en un momento de máxima alerta en Europa ante el aumento de los contagios en su territorio. El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, expresó este mismo lunes la preocupación del Ejecutivo por la evolución de los contagios también en Alemania. Hasta son de carácter local y, por tanto, "controlables", dijo Seibert. Pero para que ello sea posible hay que "actuar con determinación".

La canciller Angela Merkel ya había mostrado su preocupación en una conferencia virtual con la cúpula de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), donde al parecer alertó de la posibilidad de que los contagios adquieran dimensiones como las que han adoptado en Francia.

Medios alemanes aseguran que Merkel advirtió, incluso, de la perspectiva de que se lleguen a las 19.200 infecciones diarias en las Navidades, a tenor del aumento continuado de estas semanas.

El pasado sábado se verificaron 2.507 infecciones, la cifra más alta desde el 18 de abril. Se está lejos aún de los más de 6.000 contagios que se registraron en los momentos más álgidos de la pandemia -entre finales de marzo y principios de abril-.

Pero se observa un incremento continuado que se viene produciendo desde hace ya quince días, con unos 2.000 contagios diarios.

El Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia en Alemania, informó este lunes de que en las últimas 24 horas se verificaron 1.192 nuevos casos de COVID-19, aunque las cifras de fin de semana suelen ser menores porque no todas las autoridades locales o regionales transmiten sus datos.

En total, Alemania suma 285.332 casos de coronavirus -sobre una población total de 83,2 millones de personas-, de los que unos 252.500 son pacientes recuperados. La cifra de muertos con o por el Sars-CoV2 se eleva a 9.460, una mortalidad hasta ahora moderada para el país de más peso demográfico de la UE.

ALEMANIA, RODEADA DE REGIONES DE RIESGO

Alemania, que en marzo había emitido una recomendación global contra todo viaje al extranjero, abrió el sector turístico dentro de la UE y el espacio Schengen en julio. Con la entrada en agosto y el regreso de las vacaciones de sus ciudadanos se produjeron los primeros repuntes de contagios, mientras extendía la lista de zonas de riesgo dentro de Europa.

Actualmente, Alemania -tiene incluidas en la lista de zonas de riesgo a regiones de prácticamente todos sus países vecinos -Francia, Austria, Bélgica, Holanda, República Checa y Dinamarca, además de la extracomunitaria Suiza-, así como a España en su conjunto, parte de Croacia, Eslovenia, Bulgaria y Rumanía.