EFENueva Delhi

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el primer ministro indio, Narendra Modi, sellaron este sábado acuerdos centrados en desarrollar el comercio bilateral y el intercambio de petróleo en el marco de una visita oficial a la India del dirigente brasileño.

El ultraderechista Bolsonaro realiza realiza una visita oficial de cuatro días, que concluirá el lunes, donde ha dado muestras de su buen entendimiento con el nacionalista hindú Modi y el deseo de ambos países de estrechar lazos y ampliar una alianza estratégica que se remonta a 2006.

FACILITAR LA INVERSIÓN

Bolsonaro llegó a Nueva Delhi el pasado viernes con el objetivo de facilitar las inversiones y atraer capital hacia su programa de privatizaciones y concesiones con los que espera recaudar unos 36.500 millones de dólares solo este año.

Ambos líderes, exponentes del populismo de derechas, firmaron este sábado una quincena de memorandos de entendimiento.

"Me alegra que hayamos firmado importantes acuerdos hoy sobre bioenergía, ciberseguridad, seguridad social, ciencia y tecnología y petróleo y gas natural", afirmó Modi tras el intercambio de documentos.

Bolsonaro y Modi pretenden incrementar los 6.000 millones de dólares que actualmente la India invierte en Brasil y los 1.000 millones que el país sudamericano invierte en el asiático, según datos del Ministerio de Exteriores indio.

PETRÓLEO Y DEFENSA

El intercambio de petróleo y gas natural, así como de biocombustibles, también formó parte de los acuerdos firmados este sábado.

Según la diplomacia brasileña, Brasil quiere aumentar sus ventas de crudo a la India y sobrepasar a Venezuela, el principal competidor petrolero del gigante latinoamericano en Sudamérica y que tiene al Gobierno de Bolsonaro como uno de sus principales críticos de su región.

La India compró crudo de Brasil por valor de 1.596 millones de dólares en el año fiscal 2018-2019, una cifra alejada de los 7.247 millones que gastó con Venezuela, según datos del Ministerio de Comercio indio.

En perspectiva, Venezuela es el séptimo exportador a la India por detrás de sus principales suministradores como Irak (22.265 millones), Arabia Saudí (21.381 millones) o Irán (12.110).

Modi valoró la relación en temas de defensa con Brasil, y ambos países incluyeron un acuerdo sobre ciberseguridad entre los quince firmados hoy.

La India, uno de los mayores importadores de armas del mundo, espera "reforzar la cooperación en la industria de la defensa", en palabras del primer ministro indio.

REUNIONES DE ALTO NIVEL

Además de la reunión con Modi y la firma de los memorandos de entendimiento, Bolsonaro mantuvo este sábado una agenda cargada de encuentros oficiales.

El presidente brasileño realizó un tributo floral en honor del adalid de la lucha pacifista y padre de la patria mahatma Gandhi en Rajghat, donde se erige la plataforma de mármol negro en el lugar en que fue incinerado.

Bolsonaro, que llegó a la India al frente de una delegación de marcado carácter económico liderada por varios ministros, se reunió con el presidente de la nación asiática, Ram Nath Kovind, y con el vicepresidente, Venkaiah Naidu.

El lunes tiene previsto abrir el Foro de Negocios India-Brasil, en el que participarán autoridades y empresarios de ambos países, y ese mismo día realizará una rápida visita a la ciudad de Agra donde se encuentra el famoso Taj Mahal antes de regresar a Brasilia.

DESPLIEGUE MILITAR

La visita de Bolsonaro coincide con las celebraciones y el desfile militar de mañana con motivo del 71 Día de la República, que conmemora la aprobación de la Constitución india y en el que la nación asiática hace tradicionalmente gala de su poderío militar.

"Estoy extremadamente impaciente por mañana, estoy deseoso de (ver) las celebraciones de mañana. Así que en la víspera de ese día, hoy puedo decir que estoy profundamente conmovido por la percepción de que con el establecimiento de estas importantes alianzas estratégicas nuestros dos grandes países consolidarán sus relaciones", dijo el presidente brasileño.

Las similitudes entre Bolsonaro, acostumbrado a sembrar la polémica con declaraciones juzgadas racistas y misóginas, y el nacionalista hindú Modi no han pasado desapercibidas en la India.

Mañana, todas las miradas estarán puestas en ambos líderes acusados con frecuencia de populistas y divisivos.

Se trata del tercer encuentro entre Modi y Bolsonaro, tras su reunión el pasado mes de noviembre en Brasilia en los márgenes de la XI Cumbre de los BRICS y su encuentro durante la Cumbre del G20 en la ciudad japonesa de Osaka.

David Asta Alares