EFEBrasilia

El Gobierno brasileño anunció este martes que ofrecerá créditos públicos por 250.000 millones de reales (unos 50.000 millones de dólares) para la agricultura entre 2021 y 2022, lo que supone un alza del 8 % respecto al período anterior.

"Alimentamos a 1.000 millones de personas en el mundo", declaró el presidente Jair Bolsonaro al anunciar los créditos y en alusión a la condición de gran exportador de productos agrícolas de Brasil.

"No sirve decir que quemamos la Amazonía. Eso es mentira y es una campaña por nuestro potencial", apuntó en alusión a su teoría de que las críticas a sus agresivas políticas medioambientales obedecen a la enorme competitividad de Brasil en el mercado agrícola global.

Los créditos, otorgados por la banca pública a grandes y pequeños agricultores, responsables por la condición de gran exportador de alimentos ostentada por Brasil, tendrán tasas de interés anuales que oscilan entre el 3 % y el 7 %, que en promedio son superiores en un 10 % a los aplicados en el período 2020-2021.

Según explicó el Ministerio de Agricultura, eso se debe al alza de los tipos de referencia establecidos por el Banco Central, a fin de intentar contener una creciente inflación que, a mayo pasado, se ubicó en un 8,06 % interanual.

La tasa de interés de referencia había caído durante el último lustro hasta llegar al 2 %, un mínimo histórico para Brasil, pero desde marzo pasado el Banco Central la eleva gradualmente y ahora se sitúa en un 4,25 %.

Del total de créditos anunciados este martes, 40.000 millones de reales (8.000 millones de dólares) serán destinados a la agricultura familiar, que en conjunto es responsable por cerca del 70 % de los alimentos que son consumidos en el país.

Según el Ministerio de Agricultura, los préstamos serán ofrecidos para la financiación de operaciones de producción, comercialización, seguros, construcción de silos y recuperación de áreas degradadas, que sean preparadas para una agricultura de bajo impacto ambiental.

"Es un plan que ya viene pintado de verde y que da prioridad a la producción de bajo carbono", declaró en la ceremonia la ministra de Agricultura, Tereza Cristina Correa.