EFEMadrid

Mutua Madrileña y CaixaBank han firmado este jueves la ampliación de la alianza estratégica acordada en 2011 entre el banco y la aseguradora, lo que dará acceso a SegurCaixa Adeslas al nuevo negocio que lleva consigo la integración de Bankia, por un importe de 650 millones de euros.

CaixaBank recibirá este dinero procedente de SegurCaixa Adeslas, entidad integrada en el Grupo Mutua pero participada a su vez por el banco en un 49,9 %, ya que es sobre esta aseguradora sobre la que se articula el acuerdo de distribución de bancaseguros.

La ampliación de la alianza entre Mutua Madrileña y CaixaBank, explican en un comunicado, supone que SegurCaixa Adeslas aumentará su capacidad de distribución en exclusiva de seguros No Vida en seis millones de clientes particulares, lo que supone un incremento de en torno al 50 %.

Además, el nuevo acuerdo supone dar continuidad al deseo expresado por Mutua de acompañar a CaixaBank en su estrategia de crecimiento, como ya sucedió tras la incorporación a su negocio de las redes de Banca Cívica y Banco de Valencia en 2013, y la de Barclays en 2015.

Para Mutua, el acuerdo se enmarca en su estrategia de seguir acelerando la diversificación de sus negocios -lo que desarrolla fundamentalmente a través de su expansión internacional-, el impulso de la gestión de activos, la entrada en el sector de la movilidad y la apertura de nuevos canales de distribución, como la propia alianza con CaixaBank y la recientemente alcanzada con El Corte Inglés.

Para CaixaBank, tras la adquisición del 51 % de Bankia Vida y la resolución del acuerdo de seguros de No Vida con Mapfre, la extensión de la alianza con Grupo Mutua a través del acuerdo con SegurCaixa Adeslas supone dar prácticamente por cerrada la reordenación de su negocio de seguros tras la integración.

La ampliación del acuerdo representa, además, una gran oportunidad para extender la oferta de productos de la entidad a seis millones de clientes con un alto potencial de crecimiento, dado que en la red de Bankia la penetración de los seguros era inferior que en CaixaBank.

FRUCTÍFERA ALIANZA

CaixaBank y Mutua Madrileña formalizaron en julio de 2011 una alianza por la que la aseguradora tomaba una participación de control del 50 % de SegurCaixa Adeslas y alcanzaba además un acuerdo para la distribución exclusiva e indefinida de productos de Salud, Hogar, Autos y restantes ramos de No Vida de SegurCaixa Adeslas a través de la red de oficinas de CaixaBank, la mayor red del país.

El acuerdo sellado ahora afecta a este segundo aspecto de la alianza y llega tras los "buenos resultados" obtenidos desde que se firmó la alianza y que han hecho que la contribución total neta de SegurCaixa Adeslas a la cuenta de resultados de Mutua Madrileña ya haya superado los 1.075 millones que supuso la inversión inicial.

Además, destacan la evolución de SegurCaixa Adeslas, compañía cuyo presidente ejecutivo es Javier Mira, quien también es director general de Mutua Madrileña, tanto en su cuenta de resultados como en sus cifras de negocio, que "tradicionalmente han evolucionado por encima de la media del sector".

Así, el volumen total de primas se elevó a 4.156 millones en 2021, un 4,6 % más que en el año anterior, cuando el mercado No Vida creció un 3,3 % y, en 2020, el último ejercicio cerrado y en plena pandemia, el beneficio neto ascendió a 436 millones, un 12,7 % más.