EFEMadrid

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado que todos los indicadores permiten constatar que el crecimiento económico se ha acelerado en el segundo trimestre, después de que en el primero la economía prácticamente se frenara al registrar un avance del 0,2 %.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este lunes, Calviño ha afirmado que, a pesar del momento de incertidumbre en un contexto internacional "tan complicado", la economía española registrará en el conjunto del año un "crecimiento fuerte", que el Gobierno estima que llegará al 4,3 %, de acuerdo con sus últimas previsiones macroeconómicas.

La vicepresidenta ha añadido que las medidas adoptadas por el Gobierno están siendo eficaces para contener la inflación entre 2 y 3 puntos porcentuales, rebajar la factura de la electricidad de los ciudadanos en 200 euros al año y un 15 % la tarifa regulada, y también para proteger a colectivos vulnerables y sectores más afectados.

Según ha dicho, las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros extraordinario del sábado servirán para compensar la inflación a unos 4 millones de personas especialmente vulnerables.

A su juicio, la evolución de la economía en los próximos trimestres dependerá de cinco factores clave: la guerra, que ha provocado una subida de los precios de las materias primas (sobre todo energéticas y alimentarias); así como la evolución de los precios y la normalización de la política monetaria en Estados Unidos y la UE.

El "excelente" comportamiento del empleo y de la inversión, el impacto en la balanza de pagos del alza de precios de la energía y la evolución fiscal, marcada por la senda de reducción de ratios de déficit y deuda pública sobre el PIB, son otros de los factores que marcarán la evolución de la economía.

Calviño ha querido remarcar que en el mes de junio sigue creciendo el empleo "a buen ritmo" y, sobre todo, en sectores especializados como informática y ciencia, por lo que se trata de trabajos de más calidad; al tiempo que ha recordado que el paro en mayo estaba por debajo de los 3 millones de personas y se ha reducido especialmente el desempleo estructural.

Otro de los aspectos a los que se ha referido la vicepresidenta es a la "elevada" capacidad financiera del país, que ha cifrado en el 1,6 % del PIB, algo en su opinión fundamental para mantener la competitividad de las empresas.