EFEPamplona

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha descartado ahora una subida de impuestos, aunque sí defiende una reforma fiscal adaptada al siglo XXI para luchar contra el fraude, la economía sumergida, mejorar la eficacia del gasto publico e impulsar un crecimiento económico "verde".

Invitada por el Foro SER Navarra, Calviño ha recordado durante un coloquio con los asistentes que la deuda publica adicional adquirida para hacer frente a la pandemia se empezará a reducir este mismo año, aunque "no prevemos un aumento de los impuestos en este momento".

Calviño, por otro lado, ha abogado por que las remuneraciones de los altos directivos del sector bancario se fijen en función de variables financieras, de la calidad del servicio y de la situación de sus trabajadores.

Y sobre los despidos que plantean algunas entidades financieras, dijo que es un capital humano "que no podemos permitirnos desaprovechar".