EFEMadrid

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, ha asegurado este martes que no hay ningún tipo de debate en el seno del Gobierno sobre la "sustancia" del reforma laboral, y que solo se está hablando sobre la metodología para lograr un acuerdo social en esta materia antes de final de año.

"Nuestro objetivo es recuperar los consensos perdidos en reformas del pasado para poder ser eficaces y perdurar en el tiempo. Esa es la prioridad y vamos a trabajar intensamente para lograr ese máximo acuerdo", ha afirmado en la clausura de la XVIII Jornada Nacional de Periodistas de la Asociación de Periodistas Europeos (APE).

La polémica dentro del Gobierno de coalición ha surgido después de que Unidas Podemos denunciase la injerencia de la vicepresidenta primera en la negociación de una reforma que está liderando el Ministerio de Trabajo.

Según fuentes del diálogo social, el paso atrás que ha dado la patronal en las últimas semanas respecto a cuestiones que supuestamente estaban cerradas desde hacía meses ha hecho temer al Gobierno que la reforma no sea suscrita por CEOE-Cepyme, razón por la que Calviño habría entrado en escena.

La reforma laboral es uno de los hitos que España tiene que completar antes de que acabe el año para poder seguir recibiendo los fondos europeos y el Gobierno podría temer que una reforma de la que se descuelgue la parte empresarial no sea vista con buenos ojos por las autoridades europeas.

"No hay ningún tipo de inconveniente a que el secretario de Estado de Empleo lidere la correspondiente mesa de la reforma laboral (dentro del Ministerio de Trabajo), lo que es importante es que tengamos una buena coordinación para que en la fase decisiva de la negociación tengamos el resultado deseado que es compartido por todo el Gobierno, que es tener una buena reforma laboral que resuelva los problemas que venimos arrastrando en el mercado laboral", ha dicho Calviño.

La vicepresidenta primera sugirió ayer que los trabajos que se lleven a cabo en cada ministerio implicado en la reforma laboral se coordinen en la mesa de diálogo social para la recuperación, transformación y resiliencia, que preside Pedro Sánchez o ella misma en su ausencia.

En esa mesa participan también las ministras de Trabajo, Hacienda, Transición Ecológica, Educación e Industria, y el ministro de Inclusión, además de los secretarios generales de CCOO y UGT, y los presidentes de CEOE y CEPYME.