EFEMadrid

La vicepresidenta Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha pedido que no se abran debates "artificiales y estériles" como es, a su juicio, la propuesta de que el Banco Central Europeo (BCE) condone la deuda pública a España.

La ministra ha asegurado que las prioridades de política económica son "avanzar en el proceso de vacunación, apoyar a las familias, los autónomos, los trabajadores y las empresas a capear las semanas duras que quedan por delante y ejecutar el Plan de recuperación, Transformación y Resiliencia".

"No voy a contribuir a debates estériles que no responden en absoluto a las prioridades actuales, a lo que de verdad importa a los ciudadanos españoles", ha insistido la ministra, preguntada por esta cuestión por el diputado del PP Mario Garcés durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados.

La propuesta de la condonación de la deuda pública del BCE como manera de aliviar las finanzas de los estados de la UE, realizada por diferentes economistas europeos y apoyada por la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y por Podemos, ha provocado polémica estos últimos días y ha sido rechazada ya la propia entidad monetaria.

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ha llegado a calificar de "ilegal" una eventual condenación de esta deuda.