EFELas Palmas de Gran Canaria

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha afirmado este lunes que en el Gobierno "no hay desencuentros y que todos tienen claro" que el objetivo es la recuperación de la economía, y ha insistido en que la "prudencia" guiará la decisión sobre el salario mínimo interprofesional (SMI).

En unas declaraciones que ha efectuado Calviño con motivo de su intervención en un Foro Económico y Social organizado por el periódico Canarias7, la también vicepresidenta segunda del Gobierno ha recordado que en tres años el salario mínimo interprofesional (SMI) ha subido un 30 %, el mayor incremento de la "historia", lo que demuestra el compromiso del Ejecutivo para mejorar las condiciones de los trabajadores y de los jóvenes.

En este momento, sin embargo, la prioridad son los trabajadores que no han podido salir del ERTE y autónomos que han perdido su actividad, así como el dinamismo en la creación de empleo.

El objetivo, ha recordado, es que el SMI alcance el 60 % del salario medio a final de la legislatura.

Calviño ha manifestado que se debe actuar con prudencia, como se hizo el pasado diciembre, en relación al SMI, para evitar un impacto negativo en la economía, por lo que estos "son los principios que nos deben de seguir guiando".

La ministra también se ha referido a la reforma laboral sobre la que se debe llegar a un acuerdo a lo largo de este año para aprovechar la fase expansiva del nuevo ciclo económico con el fin de lograr que el empleo tenga "mayor calidad".

La reforma se debe sustentar en el diálogo social para corregir los desequilibrios existentes, aunque ha advertido que no "hay barita mágica y que tampoco se trata de estar mirando al pasado, pues se han ido arrastrando desde hace cuarenta años".

Calviño ha considerado que las reformas claves, desde la base social -ha insistido-, pasan por aumentar el tamaño de las empresas, cambiar los tipos de contrato, establecer mecanismos inspirados en los ERTE para tener flexibilidad ante la alternativa de despidos y una nueva regulación de las subcontratas y la negociación colectiva.

Es preciso corregir desequilibrios, una tasa de desempleo juvenil en España es "insoportable", atajar la precariedad laboral y sobre todo "europeizar el mercado laboral español", ha resumido.