EFEMadrid

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, sustituirá a la ministra de Industria, Reyes Maroto, en la tramitación del procedimiento y propuesta al Consejo de Ministros sobre la autorización de la opa del fondo australiano IFM sobre el 22,7 % de Naturgy.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este sábado un real decreto de la Presidencia del Gobierno que dispone que Calviño sustituya a Maroto, que decidió abstenerse en la tramitación del procedimiento de autorización de la opa por trabajar su marido como ingeniero en Naturgy.

En concreto, el real decreto publicado hoy señala que la abstención de la ministra de Industria viene motivada por concurrir una causa prevista en la Ley 3/2015 del ejercicio de alto cargo de la Administración General del Estado.

Dicha causa es la establecida en el artículo 11.2.b) de dicha ley, que dice que se entiende que un alto cargo está incurso en conflicto de intereses cuando la decisión que vaya a adoptar pueda afectar a sus intereses personales, en este caso los intereses familiares, incluyendo los de su cónyuge o persona con quien conviva en análoga relación de afectividad y parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo grado de afinidad.

El real decreto publicado hoy en el BOE indica que será la ministra de Asuntos Económicos la que sustituya a Maroto en la tramitación del procedimiento y, en su caso, la propuesta al Consejo de Ministros del acuerdo por el que se autorice la inversión extranjera de IFM en la sociedad española Naturgy.

En marzo pasado el Ejecutivo estableció, mediante real decreto, la obligación de que determinadas operaciones requirieran de autorización por parte del Consejo de Ministros para evitar que sociedades extacomunitarias aprovechen la crisis de la covid-19 para tomar el control de empresas españolas en sectores estratégicos, como puede ser el energético en el que opera Naturgy.

El pasado 26 de enero IFM lanzó una opa por el 22,69 % de Naturgy por 5.060 millones de euros, dirigida a inversores institucionales y minoritarios, y afirmó que no quería desplazar al principal accionista de Naturgy, Criteria -la sociedad holding que gestiona el patrimonio empresarial de la Fundación Bancaria La Caixa-, que tiene el 24,8 % del capital.