EFELisboa

Cerca de una treintena de vuelos fueron cancelados este sábado en el Aeropuerto de Lisboa, tanto de salida como de llegada, a causa de una serie de "limitaciones en varios aeropuertos europeos", según informó hoy ANA-Aeropuertos de Portugal.

En total, han previsto que en esta jornada haya 32 vuelos cancelados -18 llegadas y 14 salidas-, especificó la entidad en un escueto comunicado.

Añadió que han adoptado medidas para "apoyar a las compañías aéreas, especialmente en la instalación de puestos de atención móviles suplementarios para reagendar vuelos".

"Aconsejamos a los pasajeros con vuelo marcado para hoy que contacten a las compañías aéreas", avisó ANA-Aeropuertos de Portugal.

De acuerdo con la página web de la entidad, los vuelos afectados tienen conexiones con ciudades tanto nacionales como internacionales, como Londres, Fráncfort (Alemania), Estocolmo, Bilbao u Oporto.

Estas cancelaciones han llevado a largas colas de pasajeros en el aeropuerto de la capital, que han criticado la falta de información y opciones para llegar a sus destinos sin mucho retraso, según recogieron medios locales.

El Aeropuerto de Lisboa registra desde hace semanas aglomeraciones de personas debido a la alta demanda de vuelos, y las autoridades se han visto obligadas a reforzar los servicios de atención tanto en el control de pasaportes como en el de maletas, entre otras medidas.

Además, este viernes la avería de un avión privado, que según medios locales iba a ser utilizado por el presidente de Guinea Bissau, obligó a interrumpir las operaciones del aeropuerto de Lisboa y a desviar varios vuelos a otros destinos.

El incidente, que paralizó el aeropuerto lisboeta durante al menos dos horas, se produjo cuando dos neumáticos de un avión privado reventaron sobre la pista.

Fuentes del aeropuerto confirmaron que la actividad de las instalaciones de Lisboa estuvo suspendida y obligó a desviar uno 20 aviones a otros destinos, como Oporto o Faro.