EFEBarcelona

El gobierno de la Generalitat no enviará a ningún representante al pleno de mañana del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en Madrid por considerar que, antes de acudir a una reunión así, debería celebrarse una comisión bilateral Estado-Generalitat.

El ejecutivo que preside Quim Torra se ha decantado finalmente por no asistir a la reunión, después de que ayer se debatiera entre esta posibilidad o la de enviar a un delegado de menor rango que el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès.

Fuentes del departamento de Economía han asegurado a Efe que es posible que algún técnico de la Generalitat sí acuda a la comisión técnica que suele celebrarse antes del pleno del CPFF.

El gobierno catalán entiende que, antes de acudir a un plenario del CPFF, debería celebrarse alguna reunión de la comisión bilateral Estado-Generalitat, órgano previsto en el Estatuto de Autonomía de Cataluña, que no se convoca desde hace siete años y que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere reactivar.

Las mismas fuentes han recordado que el peso importante de Cataluña en el PIB español y el hecho de que la Generalitat ha estado seis meses sin gobierno como consecuencia del artículo 155 hace conveniente que se celebre la comisión bilateral en primera instancia.

La consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, argumentó ayer que las reuniones del CPFF solo sirven para "comunicar hechos" y "en alguna ocasión se nos deja expresar alguna opinión".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado para mañana el Consejo de Política Fiscal y Financiera para debatir la nueva senda de déficit público, que sube hasta el 0,3 % del PIB la meta para las comunidades autónomas en 2019, dos décimas más que representarán 2.400 millones de euros adicionales.