EFEMálaga

El sindicato CESICA, presente en la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que llevará a cabo Unicaja Banco, ha señalado que las centrales que firmaron el acuerdo con la entidad el pasado viernes 3 de diciembre han “traicionado a la plantilla” del banco.

Este sindicato, el único que rechazó el acuerdo definitivo alcanzado entre la Representación Legal de los Trabajadores (RLT) y la entidad, ha manifestado que este acuerdo “tiene las peores condiciones económicas por ERE del sistema financiero español”.

El acuerdo fue logrado con las secciones sindicales de CCOO, UGT, CIC –que engloba a SUMA-T, STC y SIBANK- y CSIF, que representan el 76,92 % de los miembros de la Comisión Negociadora, en el último día del periodo formal de consultas tras más de 20 horas de reunión, incluido la madrugada.

Unicaja pretende el cierre de 395 oficinas y dar de baja a casi 2.700 empleados dado que a los 1.513 despidos contemplados en el ERE se suman unas 1.200 prejubilaciones, 730 que estaban en excedencia en Liberbank y 437 de la antigua Unicaja Banco con los que se ha alcanzado un acuerdo.

CESICA insiste en que los sindicatos firmantes aceptan unas condiciones económicas y de homologación “no acordes” al “rotundo” respaldo de la plantilla, tras el “éxito” de las dos “huelgas históricas” convocadas por la representación sindical y a los 1.395 millones de beneficios de Unicaja Banco.

La central ha reiterado que en el acuerdo “no se garantiza al cien por cien de la voluntariedad de las extinciones”, hay un “reconocimiento tácito” para despedir a futuro a través de la evaluación del desempeño y lamentan que exista una “desregulación horaria” para el 12 % de la plantilla.

Este sindicato añade que el 79 % del salario neto alcanzado “supondrá en muchos casos cobrar menos” del 65 % del salario fijo bruto anual pactado y que la futura homologación salarial se hará “a costa de las revalorizaciones de las prestaciones definidas del personal pasivo”.

La negociación del ERE se ha llevado a cabo tras la fusión de Unicaja Banco y Liberbank, que supuso la creación del quinto banco del país, con un volumen actual de activos cercanos a los 110.000 millones, más de 4,5 millones de clientes y aproximadamente unas 1.400 oficinas.