EFEBangkok

La compañía australiana CIMIC, filial del grupo español ACS, aumentó un 7 % el beneficio neto interanual durante el primer trimestre de 2018, lo que confirma el objetivo del grupo fijado para este año, informó hoy la empresa.

El beneficio neto hasta el 31 de marzo fue de 172 millones de dólares australianos (133,2 millones de dólares), indicó CIMIC en un comunicado.

Los ingresos alcanzaron los 3.200 millones (2.488 millones de dólares), un aumento del 7 % con respecto al mismo período del año anterior, mientras que el flujo monetario de actividades operativas subió un 17 % hasta los 118 millones (91,7 millones de dólares).

Los resultados sitúan a CIMIC dentro del rango del objetivo fijado para 2018 de lograr un beneficio neto de entre 720 y 780 millones de dólares australianos (559 y 606 millones de dólares), añadió la empresa.

Los resultados coincidieron con la obtención de varios contratos por parte de CIMIC durante el trimestre, incluidos contratos de servicios en seis yacimientos mineros en Australia e Indonesia, con unos ingresos previstos de 1.200 millones (932 millones de dólares).

"El impulso positivo de CIMIC siguió durante el primer trimestre de 2018, lo que subraya la fortaleza de nuestro negocio global", dijo el presidente ejecutivo de CIMIC Group, Marcelino Fernández Verdes.

"Nuestra perspectiva de negocio es prometedora y tenemos una sólida fuente de proyectos. Nuestro buen balance de resultados nos da flexibilidad para buscar iniciativas de crecimiento estratégico y colocar capital en oportunidades que crean valor para nuestros accionistas", añadió.