EFESantiago de Compostela

El vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, ha trasladado al Gobierno la responsabilidad para salvar las plantas de Alcoa y Alu Ibérica, por medio del establecimiento de un precio eléctrico competitivo desde el punto de vista industrial.

En un audio con declaraciones del conselleiro facilitadas por la Xunta, Conde afirma sobre Alcoa que la empresa y el Gobierno "siguen trasladando declaración de intenciones". "Es una buena noticia, pero lo que necesitan los trabajadores y lo que necesita la Xunta es que haya un compromiso efectivo, por parte de Alcoa, para que proceda a un proceso de venta de real y, por parte del Gobierno, para que cumpla con su compromiso de establecer un precio eléctrico competitivo", indicó.

"Se está demostrando, no sólo por parte de Alcoa sino por parte de los propios compradores que quieren adquirir la planta, que el precio energético es la principal limitación que en estos momentos tenemos para proceder a la venta", consideró el vicepresidente económico.

"No parece razonable -añadió- trasladar a enero del año 2023 la venta de la planta cuando tenemos cuatro compradores; por lo tanto parece razonable que si el Gobierno se compromete con el precio energético y Alcoa realmente asume ese compromiso de venta la operación debería concretarse de forma inmediata".

Sobre la situación de la planta de Alu Ibérica, Conde cree que "la solución real para mantener los puestos de trabajo va a venir si realmente se puede mantener la actividad, y eso pasa una vez más por el precio energético".

"Se lo trasladamos con claridad a la ministra en su visita el pasado viernes y le concretamos que realmente la solución para Alu Ibérica es que el Gobierno prometa un precio energético estable y competitivo. Llevamos más de dos años esperando por ese compromiso", dijo.

"La visita de la ministra sirvió para trasladar una vez más intenciones pero no compromisos. Por lo tanto, lo que esperamos es que en los trabajos que se puedan desarrollar en las próximas semanas el Gobierno asuma el liderazgo para encontrar un socio industrial y que al mismo tiempo pueda garantizar un precio eléctrico competitivo, que es la única vía para que AIu Ibérica pueda tener una solución desde el punto de vista mercantil; desde el punto de vista judicial será el administrador el que pueda marcar los tiempos y, por lo tanto, el camino para encontrar esa solución", concluyó Conde.