EFEMadrid

Las fronteras dentro de la UE no separan mercados, clientes o áreas de influencia de empresas. El proyecto COMPET´plus trata de dar respuesta a esta realidad uniendo fuerzas para impulsar el tejido empresarial de los territorios pirenaicos.

COMPET’plus, financiado al 65 % por fondos europeos FEDER a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA), es un proyecto de colaboración transfronteriza entre la región francesa de Nueva Aquitania y las comunidades autónomas españolas de Euskadi y Navarra.

Lo que busca es impulsar la competitividad empresarial y la innovación de las pymes a través de la cooperación entre los tres territorios implicados.

“La filosofía de este proyecto es sumar empresas y servicios tecnológicos que se complementen para reunir experiencia y buscar clientes importantes, y para crear masa crítica y contestar colectivamente a problemáticas amplias”, señala a Efe Olga Irastorza, responsable de la cámara de comercio transfronteriza que une Guipúzcoa, el País Vasco francés y Navarra.

CONSORCIOS Y PLATAFORMASTRANSFRONTERIZAS

COMPET’plus busca medir los flujos económicos entre las tres regiones e identificar las pymes, startups y centros tecnológicos con fuerte valor añadido en cuatro áreas convergentes de las estrategias RIS3 de la Comisión Europea de investigación e innovación para la especialización inteligente: movilidad, energía, sector agroalimentario e industrias creativas y culturales.

“En movilidad, hemos apostado por la movilidad eléctrica e hidrógeno; en energía, promovemos la hibridación energética", detalla la responsable del proyecto.

"En el sector agroalimentario, fomentaremos los alimentos saludables y ecológicos para restauración colectiva; y en industrias creativas y culturales, queremos trasladar soluciones tecnológicas como la imagen virtual, la realidad aumentada o la gamificación a sectores más tradicionales”, añade.

Irastorza explica que “los objetivos son crear cadenas de valor transfronterizas que den lugar a consorcios de empresas o clústeres transfronterizos e impulsar dos plataformas de innovación que busquen soluciones a problemáticas comunes para empresas tractoras de los tres territorios”.

En estas plataformas de innovación, empresas líderes podrán presentar retos o necesidades para que pymes y startups proveedoras ofrezcan soluciones y proyectos en colaboración para su resolución con el fin de generar una oferta tecnológica conjunta.

El análisis de cada cadena de valor territorial permitirá identificar cuáles son las empresas de la eurorregión que pueden ocupar ese espacio y pueden relocalizar actividades de compraventa o prestación de servicio en el espacio transfronterizo.

“Los socios ya hemos creado antes consorcios transfronterizos en un modelo público privado en el marco del proyecto anterior Competitiv’eko, por lo que ya tenemos experiencia con esos clústeres que nacieron en 2019 y siguen adelante”, anota Irastorza.

COMPET´plus nace del anhelo de contribuir a que Europa se convierta en una economía inteligente, sostenible e integradora, que potencie altos niveles de empleo, productividad y cohesión social.

El proyecto se centra en que el tejido productivo, los centros tecnológicos y las entidades públicas colaboren para construir un área transfronteriza más inteligente.

Y que lo hagan mediante la generación de un ecosistema de innovación más integrador, la creación de empleo de calidad y el uso de recursos cercanos por la relocalización de los flujos económicos.

“Nos parece beneficioso poder desarrollar esta zona transfronteriza y localizar actividades que se han escapado a otras regiones de Europa o incluso a países fuera de la Unión”, concluye Irastorza.

Lucas Tarancón